La Fundación Edad&Vida organizó, el pasado miércoles, la tercera jornada del “I Foro de Envejecimiento”  centrada en dos aspectos básicos para garantizar altos estándares de bienestar y calidad de vida de las personas mayores: la nutrición y alimentación para un envejecimiento sano y saludable, y las necesidades de cuidados de larga duración de personas en situación de dependencia.

La jornada arrancó con una primera ponencia de Edwin Fernández, doctor en nutrición y científico-investigador de la Fundación para la Investigación Biomédica del Hospital Universitario La Paz. En su introducción, explicó que “las personas mayores son un grupo etario con requerimientos nutricionales específicos y padecen enfermedades crónicas como la hipertensión, la diabetes o la artrosis, entre otras. Enfermedades que provocan cambios tanto en sus requerimientos nutricionales como en su calidad de vida”.

“La alimentación es clave para hacer frente a estos cambios en el organismo para evitar un rápido deterioro de la salud. Porque la desnutrición derivada de una alimentación inadecuada y de patologías crónicas supone una disminución significativa de la funcionalidad de la persona y un aumento de la dependencia”, subrayó Fernández.

A continuación, responsables de diferentes empresas del sector alimentario expusieron soluciones específicas en materia nutricional: Romina Polo, nutricionista-dietista de Campofrío; Jaume Borràs, director general de BrudyLab; y Guillermina Moreno, medical manager de nutrición enteral de Fresenius Kabi España.

Cuidados de larga duración

La segunda sesión, titulada “El futuro de los cuidados de larga duración”, contó con la ponencia de la especialista en bioética y ética de los cuidados Victoria Camps. “Los cuidados y la asistencia deben cubrir una serie de necesidades integrales: clínicas, sociales, emocionales, espirituales… y adaptarse a las preferencias y deseos de las personas que los reciben. Debemos poner en la agenda pública el valor del cuidado”, expuso.

En este sentido, se celebró un debate moderado por Fernando Sánchez, director de Comunicación y Relaciones Institucionales de Mémora, en el que participaron Salomé Martín, directora de desarrollo técnico de Eulen Sociosanitario; Fini Pérez, directora técnico-asistencial de DomusVi; y Rosa Bonachela, directora del área de desarrollo de Macrosad.

Según Salomé Martín de Eulen Sociosanitario: “Debemos evolucionar hacia la integración de la sanidad y los servicios sociales, poner en valor al sector del cuidado y sus profesionales, desarrollar los servicios domiciliarios, y que los diferentes modelos de centros se adapten a las necesidades y opciones personales distintas de las personas mayores”.

En la misma línea, Fini Pérez de DomusVi destacó que “para cuidar a una persona debemos comprender su historia, su relato de vida y hallar las claves para conocer sus necesidades actuales. Cuidar a una persona debe ir siempre ligado a los principios éticos de dignidad, vulnerabilidad, autonomía e integridad”.

Asimismo, Rosa Bonachela, de Macrosad, cerró el debate: “En nuestra organización, la transparencia corporativa y la cultura empresarial humanista son dos de los principios y valores que nos rigen como organización. Creemos firmemente que la ética para un envejecimiento digno y positivo debería prevalecer en todas las compañías y organizaciones del sector”.

Próximas sesiones del Foro de Envejecimiento

En el marco del “I Foro de Envejecimiento”, la cuarta y última jornada tendrá lugar el próximo jueves, 17 de junio, con una primera sesión, de 10h a 11:30h, sobre Envejecimiento saludable, y una segunda, de 17h a 18:30h, titulada Autocuidado, atención domiciliaria y ambulatoria.

El “I Foro de Envejecimiento” es gratuito, previa inscripción a cada una de las diferentes sesiones, en el siguiente enlace: CALENDARIO E INSCRIPCIONES