Profesionales del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) y de teleasistencia han participado hoy en el VI Balance virtual “Hacia una nueva asistencia domiciliaria”, en el que han analizado el presente y futuro de los servicios de proximidad: la profesionalización del SAD y la teleasistencia, su adaptación a las necesidades cambiantes de las personas mayores y cómo las nuevas tecnologías permitirán mejorar su prestación y gestión. Precisamente, las nuevas tecnologías permiten la integración del SAD y la teleasistencia, uno de los principales retos planteados.

En la inauguración, el delegado del Área de Gobierno de Familias, Igualdad y Bienestar Social del Ayuntamiento de Madrid, José Aniorte, ha destacado que tanto la Administración Pública como la sociedad buscan estar más cerca de las personas mayores “y los profesionales de los servicios de proximidad tienen mucho que decir”. En este sentido, Aniorte ha añadido que el servicio de teleasistencia del Ayuntamiento de Madrid atiende a 115.000 personas, “y es unos de los servicios más demandado, reconocido y valorado por los usuarios y sus familiares”. Por eso, entiende que hay que apostar por su máximo desarrollo en los próximos años: “Los mayores quieren estar en su domicilio y entorno con las máximas prestaciones para estar protegidos”.

De ahí la importancia de la personalización de los servicios de proximidad, siempre con apoyo de las nuevas tecnología para su implementación. En este sentido, Aniorte ha subrayado que el Plan de Recuperación Transformación y Resilencia contempla un bloque “Hogar Inteligente”, “que pretende avanzar en este desafío común que supone conseguir servicios más humanizados e individualizados”.

Por su parte, la presidenta de Grupo SENDA, Matilde Pelegrí, ha recordado que, hace ahora un año, “iniciábamos los encuentros virtuales para analizar cómo estaba afectando la pandemia al sector y, sobre todo, a las personas mayores”. Las Administraciones Públicas, conjuntamente con el sector privado, siguen trabajando para avanzar en una mejor atención y “hoy ponemos encima de la mesa cómo debe ser la nueva asistencia domiciliaria, en un momento en el que la permanencia en los hogares es una de las opciones de atención en crecimiento”. Una asistencia, además, que tal y como ha señalado Pelegrí, “está acompañada por la tecnología, porque las empresas han aceptado el reto de aportar mejores servicios”.

El papel de los trabajadores sociales

Para la tesorera y vocal del Consejo General de Trabajo Social (CGTS), Raquel Millán, no es fácil generalizar sobre los servicios sociales “porque tenemos 17 leyes diferentes y porque las entidades locales son las titulares de la prestación de los servicios de proximidad”. De la pandemia e, incluso a día de hoy, Millán ha destacado el enorme volumen de trabajo y, sobre todo, la capacidad de adaptación del servicio y sus profesionales: “Hemos tenido que reconducirlo para cubrir las necesidades de cada momento. Incluso las empresas han tenido dificultades para ofrecer esos servicios por la falta de movilidad y de material”. Por tanto, esta profesional ha asegurado que el SAD ha demostrado ser un recurso prioritario por el apoyo prestado a los usuarios y a sus familias.

Y, tras un año de pandemia, Millán ha apuntado que el SAD “aún no ha podido recuperar su normalidad, y la sociedad tampoco. Se mantienen los servicios de siempre y se incrementan otros nuevos, al tiempo que ha aumentado la dependencia de muchos usuarios y seguimos con las dificultades de contratación de las auxiliares, un colectivo no muy bien cuidado y tratado”. En este punto, la vocal y tesorera del CGTS ha destacado la fractura entre el ser y el deber ser en Servicios Sociales, “aspecto sobre el que hay que trabajar”.

Por otra parte, Millán ha lamentado que la Ley de Dependencia no ha abordado prácticamente la promoción de la autonomía personal. Otros retos que ha señalado tienen que ver con la necesidad de trabajar en la brecha digital para acceder a los servicios y analizar el efecto de la feminización en los cuidados y su remuneración.

La importancia del ejercicio físico

Potenciar el ejercicio físico en el domicilio para mejorar la salud de las personas mayores es prioritario para el director médico del Área de Rehabilitación y Optimización Funcional en Gerosol, Fernando Serrano, “ya que permite aproximar la rehabilitación para la recuperación funcional de la persona en casa”. En este punto, Serrano ha explicado que la atención domiciliaria y las prácticas telemáticas tienen mucho que aportar “y abre una ventana de oportunidad para el futuro”.

En este sentido, ha recalcado que si durante este año y medio se hubiera podido llevar a los domicilios de los mayores,  los pacientes crónicos o  los pacientes oncológicos «un plan de ejercicios personalizado, la cosa sería diferente». Los datos hablan por sí solos: un 36 % de los pacientes COVID muestran algún tipo de síntoma a los seis meses de la enfermedad y el 46 % presentan secuelas neurológicas o psiquiátricas.

El ejercicio físico como sinónimo de actividad es, por tanto, una herramienta terapéutica: “Si se aproxima de forma sencilla para que los ciudadanos puedan hacerlo en casa, mediante consulta telefónica y herramientas telemáticas, permitirá a las personas vivir más y mejor durante más tiempo. Y el SAD tiene un valor incalculable, ya que es un abanderado para poder llegar al paciente y a su entorno”.

Más de 250 personas se conectaron en algún momento a la sesión, que alcanzó su máximo pico de audiencia con 106 personas de forma simultánea

Nuevas tecnologías: integración de los servicios de proximidad

Según el director general de Gesad, Chema Prados, la tecnología aporta a los servicios de proximidad mayor eficacia en el trabajo y calidad en la prestación. “La comunicación entre los diferentes trabajadores que prestan el servicio es complicada y la tecnología facilita esa comunicación, permitiendo que se centren en la prestación del servicio. Además, aportamos homogeneidad en ese lío que suponen las 17 maneras de trabajar, una por cada comunidad autónoma”.

Durante su intervención, también ha subrayado la necesidad de integrar el SAD y la teleasistencia: “Estos servicios buscan lo mismo, que es dar  cobertura total al usuario. Una conexión que interesa a la Administración Pública y al usuario. ¿Por qué no se dan de forma unificada? Desde el punto de vista tecnológico no hay problema y, de hecho, la gestión sería más fácil y completa. La Administración tiene la potestad de unirlos y que todos los servicios que recibe una persona estén conectados es una necesidad”.

Y Prados va más allá: “Los pliegos y las empresas pueden seguir siendo diferentes, pero lo que no me cuadra es no existe la más mínima comunicación. Queremos que los programas se hablen. ¡Planteémoslo!”. 

Plataformas de telemedicina

Por su parte, el director comercial de Essence, Antonio Palomino, ha apuntado que, efectivamente, la tecnología permite recoger datos, utilizarlos para conseguir una mayor eficacia de los servicios y crear nuevos servicios que antes eran impensables. “Debemos adaptar la tecnología a las necesidades del usuario, acompañarlo durante el envejecimiento para que se sienta seguro y protegido. El impacto que tiene sobre la calidad de vida es enorme. Y las tecnologías lo permiten. Y si se pudiera hacer mención a algo que creo importantísimo y es el hecho de que la tecnología aplicada a los servicios de proximidad es fundamental para alargar el tiempo que los mayores pasan en sus hogares antes de requerir otro tipo de recursos”, ha explicado. En su opinión, las tecnologías aplicadas a los servicios proximidad también tienen el reto de involucrar a las familias, lo que redunda en su seguridad y su tranquilidad.

Palomino también ha abordado la importancia de incorporar a los servicios domiciliarios la telemedicina que, en su opinión, también es viable tecnológicamente. Pero, ¿qué se entiende por telemedina? La Organización Mundial de la Salud (OMS) la define así: “Prestación sociosanitaria mediante el uso de las TIC, cuando la distancia es un factor determinante”. Por eso mismo, Palomino ha recordado que durante el confinamiento las soluciones y plataformas de telemedicina se han incrementado. Por ello, también ha defendido la integrabilidad entre diferentes plataformas.

“Cuando la presencialidad no aporta ningún valor, la telemedicina cobra protagonismo. Y tenemos que defenderlo”, ha concluido.

El encuentro ha sido retransmitido por streaming a través del portal www.balancesociosanitario.com y ha contado con la colaboración del CGTSEssenceGerosol y Gesad, y con el apoyo de Humaniza SocialCare.