AmavirNavarra1

La presidenta del Gobierno de Navarra inaugura la residencia de mayores Amavir Valle de Egüés

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, ha presidido el acto de inauguración de la residencia de mayores Amavir Valle de Egüés. En el acto han estado también presentes Carmen Maeztu, consejera de Derechos Sociales; Inés Francés, directora gerente de la Agencia Navarra de Autonomía y Desarrollo de las Personas; y Lourdes Rivera, directora general de Amavir, entre otras autoridades.

 

Amavir Valle de Egüés abrió sus puertas el pasado 9 de noviembre. A las pocas semanas, en diciembre, acogió a los 151 residentes y trabajadores de la residencia El Vegel tras la inundación de este centro, que han permanecido hasta finales de marzo. La presidenta de Navarra, que ha inaugurado la residencia de mayores Amavir Valle de Egüés, ha querido agradecer a Amavir la ayuda que prestaron al gobierno en estos momentos. «En una situación de gran incertidumbre para ellos, recibieron toda la atención y todo el cariño que necesitaban en un momento emocionalmente tan complicado», ha subrayado.

AmavirNavarra3

Tras la visita, Chivite ha destacado que el edificio es «precioso, luminoso y amable» y que apuesta por el mismo modelo asistencial que está implantando el Gobierno de Navarra, basado en poner a la persona en el centro, humanizar la atención y fomentar su autonomía. La presidenta ha agradecido a los profesionales de la residencia todo el trabajo que realizan día a día, especialmente durante la pandemia, que tanto castigó a este sector, y en donde demostraron «su profesionalidad y su humanidad». A los propios residentes les ha querido también agradecer su resistencia, su paciencia y su fortaleza durante estos duros momentos. «Ellos son un ejemplo para todos, un patrimonio que tenemos que cuidar, porque estamos aquí gracias a su trabajo y su lucha. No podemos dejarles atrás, lo que somos hoy es por ellos y ellas».

 

Colaboración público-privada

Por su parte, la directora general de Amavir, Lourdes Rivera, ha querido subrayar la importancia de esta inauguración por un doble motivo. En primer lugar, por ser la primera residencia que la compañía inaugura desde el nacimiento de Amavir, empresa surgida en 2017 como fruto de la fusión entre Adavir y Amma, esta última de origen navarro. Y, en segundo lugar, porque con esta nueva residencia se refuerza el compromiso de la empresa con Navarra, «región en la que siempre hemos encontrado un marco propicio para la colaboración público-privada, que es muy necesaria para atender la necesidad de plazas residenciales en una sociedad cada vez más envejecida».

Por otro lado, según ha añadido Rivera, «Amavir Valle de Egüés va a contribuir también al dinamismo de este municipio, ofreciendo nuevos servicios a sus vecinos y siendo una fuente de empleo, de inserción y de formación. Además, en un edificio que se ha construido siguiendo máximos estándares de eficiencia energética, en esa apuesta por el medio ambiente en la que todos debemos estar comprometidos».

La directora general de Amavir ha finalizado su discurso agradeciendo «el excelente trabajo que han desarrollado todas las personas y entidades que han participado en el diseño y construcción de esta residencia. También a las personas mayores y familias que han confiado en nosotros y que viven en ella, porque esta es ya su casa. Y, por supuesto, a los profesionales que la conforman, que son el alma mater de nuestra compañía. Profesionales cualificados y expertos pero, sobre todo, personas con una enorme vocación de servicio que dan lo mejor de sí mismos cada día para que los mayores se sientan atendidos, cuidados y queridos».

 

Características de la residencia

Amavir Valle de Egüés cuenta con 167 plazas repartidas en 152 habitaciones (137 de ellas individuales y 15 dobles), en una superficie construida de 8.717 metros cuadrados. En la actualidad viven en el centro 48 residentes y la plantilla es de 40 trabajadores, que serán más de un centenar cuando esté lleno, siendo así un importante dinamizador del empleo local. Estructuralmente, la residencia se distribuye en unidades de convivencia, en cada una de las cuales residen entre 19 y 22 personas, con su propia sala de estar y comedor. Con esta estructura se busca que en cada módulo vivan personas con unas condiciones de salud o características similares, lo que facilita una mejor adaptación y atención por parte de los profesionales y un seguimiento más personalizado. Uno de esos módulos está especializado en personas con Alzheimer y otro tipo de demencias severas.

Desde el punto de vista arquitectónico, se han cuidado al máximo las medidas de diseño y materiales para conseguir los niveles más altos de aislamiento acústico y la máxima eficiencia energética, obteniendo la Calificación A en la Escala de Calificación Energética.

Amavir Valle de Egüés es la sexta residencia de Amavir en Navarra, junto a las de Mutilva, Argaray, Oblatas, Ibañeta y Betelu. Amavir gestiona en la Comunidad Foral 791 plazas de residencia y 100 plazas de estancias diurnas, siendo así el principal operador de la región. De las 791 plazas residenciales, 412 están concertadas con la administración.

En el conjunto de España, Amavir gestiona 41 residencias y 40 centros de día en 7 Comunidades Autónomas (Navarra, Madrid, Cataluña, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Murcia y Canarias), con 7.591 plazas y una plantilla de 4.200 trabajadores.