Neat, a través de su filial en Alemania, ha respondido desde el inicio del confinamiento ofreciendo a sus clientes una iniciativa de instalación del servicio de teleasistencia de forma remota, de este modo, los proveedores de servicio entregan a domicilio la solución NOVO Connected, terminales digitales de teleasistencia, con puesta en marcha sin necesidad de entrar a la casa del usuario.

La instalación, configuración y monitorización de los dispositivos se lleva a cabo de forma remota gracias a una potente plataforma IoT de gestión de terminales desarrollada por Neat. El usuario solo debe enchufar el dispositivo a la red eléctrica y el instalador, desde una oficina central, se asegura que el sistema esté operativo en cuestión de minutos. “La instalación es tan sencilla como encender un electrodoméstico”, señalan desde la filial de Neat en Alemania. Además, este servicio de teleasistencia “una vez conectado funciona de manera fiable y segura”.

Esta responsable iniciativa de teleasistencia avanzada permite el despliegue masivo y remoto de terminales en los hogares y está resultando ser muy exitosa puesto que evita el contacto entre el instalador y el usuario final y con ello elimina por completo el riesgo de transmisión de la COVID-19.

“Ni los proveedores de servicio y sus empleados ni los participantes y sus familiares tienen que exponerse al riesgo de infección al configurar e instalar NOVO. NEAT ofrece así a todos los involucrados la máxima flexibilidad y la mayor protección posible de su salud, incluso en la situación actual”, agregan desde Neat Alemania.

De igual forma, este escenario plug and play de NOVO está ayudando a garantizar que un gran número de personas mayores dispongan de un sistema de teleasistencia digital altamente seguro, que no solo les permita solicitar ayuda ante una emergencia, sino también a sentirse acompañados durante esta etapa de soledad no deseada que están viviendo.