La Xunta ha destinado 156.000 euros a la compra de cinco vehículos. Se trata de cuatro turismos que irán destinados a las oficinas provinciales de Cruz Roja para atención a domicilio de personas mayores y una furgoneta que recorrerá la geografía gallega como punto de información. La financiación procede de los fondos del 0,7 % del IRPF.

La conselleira de Política Social, Fabiola García, recordó que la colaboración entre la Xunta y Cruz Roja es constante. Así, señaló que juntos pusieron en marcha en el mes de julio a Tarjeta Básica para ayudar a las personas con menos recursos a comprar productos de primera necesidad. Una prestación que ya ha beneficiado durante estos seis meses a 28.000 personas de Galicia y que contó con una inversión del Gobierno gallego de 14,6 millones de euros.

Además, la conselleira destacó que otro de los servicios que el Gobierno gallego impulsa con la ayuda de Cruz Roja es la teleasistencia, que llega actualmente a más de 7.500 hogares de personas mayores que viven solas. Se trata de un sistema que les permite recibir atención con tan sólo apretar un botón, así como un servicio de seguimiento constante gracias a su modalidad avanzada.