Todas las residencias que Orpea tiene en España han obtenido el “Certificado de protocolos de actuación frente al COVID-19” por parte de la Asociación Española de Normalización y Certificación (Aenor).

Este sello  Aenor valida los procedimientos y planes de contingencia que garantizan la seguridad de las personas mayores y profesionales que viven y trabajan en sus centros. 

Este proceso de auditoría externa, realizado en todos y cada uno de los centros Orpea Ibérica,  responde al compromiso firme y manifiesto de la compañía para proteger y cuidar la salud y bienestar de las personas mayores y los profesionales que las atienden. Y los resultando obtenidos son consecuencia de la adecuada aplicación de las medidas de seguridad y protección desde el inicio de la pandemia, así como el trabajo e implicación de los trabajadores para la óptima implantación y riguroso cumplimiento de los procedimientos preventivos. 

Los protocolos implantados en las residencias, tal como certifica Aenor, respetan los criterios y recomendaciones de las autoridades sanitarias competentes y permiten que la atención sea segura y de calidad.

PCR y otras pruebas diagnósticas

Orpea ha realizado ya más de 15.000 PCR y test serológicos a residentes y empleados. La realización de test serológico a las personas mayores y trabajadores, en plena crisis, fue fundamental para poder establecer un mapa serológico de cada centro. Además, permitió implantar procedimientos basados en unidades sectorizadas y grupos “burbuja” donde la convivencia de los usuarios fuera segura, lo que se unió a otras medidas como la realización de test a trabajadores antes de su incorporación de periodos de vacaciones, el uso continuado de EPIs y la formación permanente sobre su correcto uso, o las debidas medidas de higiene y distancia personal. De este modo, “se han cubierto todas las necesidades de los residentes de manera personalizada y segura, y se ha garantizado su calidad de vida”, asegura la responsable de Calidad de Orpea Ibérica, Irene Serrano.

Mejorando la seguridad y la calidad asistencial

Orpea cuenta además con un plan de higiene y desinfección semanal integral con productos desinfectantes virucidas. También se hace una desinfección de choque cuando un nuevo usuario comienza residir en uno de los centros Orpea. Así como una desinfección masiva, en caso de necesidad, garantizando que las instalaciones continúen siendo libres de COVID.

Además de protocolos de higiene y desinfección, una medida importante promovida por Orpea para conseguir mayor seguridad y una atención más humanizada, ha sido el refuerzo de las plantillas de profesionales de todos los centros.

En la misma línea, Orpea ha apostado por la formación de los profesionales. “Se ha creado un plan de contingencia único de formación continua para cubrir la necesidad de actuar de manera inmediata y efectiva frente a los desafíos que la actual situación representa. Incluso se obtiene un certificado que acredita que el alumno ha conocido todos los aspectos, medidas organizativas, técnicas e higiénicas, así como el uso adecuados de EPI para garantizar la protección en el entorno laboral”, concreta la responsable de Calidad de Orpea Ibérica.

Grado de satisfacción de las familias

En Orpea, a la vez que se ha trabajado intensamente en que Aenor validara los procedimientos y planes de contingencia que garantizasen la seguridad de las personas mayores y profesionales que viven y trabajan en sus centros, se ha tenido especial empeño en que los familiares estuvieran permanentemente informados de la situación de sus residentes. Por ello se ha realizado una encuesta de satisfacción a nivel internacional como medida para conocer la opinión de los familiares con respecto a la información y comunicación que han realizado los centros, durante la primera ola de la pandemia. Entre otros temas, estas encuestas abordaron la calidad, transparencia, frecuencia y medios utilizados para esa comunicación.

Los resultados de la encuesta aportan un alto grado de satisfacción en todos los aspectos evaluados. De hecho, más del 80 % de los encuestados aseguran que las medidas tomadas y la información comunicada han sido claras y han aportado tranquilidad y seguridad a los familiares ante la situación de sus residentes en cada centro.

“Desde Orpea consideramos que los resultados de la encuesta son óptimos, pero no nos conformamos, por lo que seguimos trabajando con el objetivo de alcanzar la excelencia en la atención tanto a los residentes como a las familias, siempre desde la transparencia informativa como elemento clave para conseguir la mayor confianza por su parte”, afirma Irene Serrano.