Diego Guerrero, chef dos Estrellas Michelin, ha diseñado los menús navideños que se servirán en las residencias Orpea en estos días tan señalados del año.

El reputado chef colabora en estas fechas tan especiales para regalar momentos de felicidad a las personas mayores cuando se reúnan alrededor de la mesa para celebrar las cenas y comidas de Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo y Reyes. “Es una suerte tener la oportunidad de elaborar estos menús. Son fechas muy emotivas y, con nuestro trabajo, queremos  llevar un poco de felicidad a los residentes de Orpea. Queremos ofrecerles nuestro cariño, que se sientan acompañados y mimados”, ha explicado Diego Guerrero.

Para ello, ha pensado en un menú tradicional elaborado con productos frescos, en el que no pueden faltar la carne, el pescado y las verduras de temporada como el cardo, las berzas o la lombarda. Se trata de platos tradicionales a los que el chef aplicará su esencia innovadora y creativa. “El objetivo es despertar todos sus sentidos y sorprenderlos, pero sin perder de vista parámetros de salud”.  Consomé de berza trufado, bacalao confitado con perlas de tapioca y consomé ibérico o flan de canela y tofe cítrico montado son solo algunas de las creaciones que podrán degustar los residentes de ORPEA durante estas fiestas navideñas.

En estas creaciones, el dueño del restaurante madrileño DSTAgE también ha querido dejar una marca personal e íntima: “Me he inspirado mucho en lo que yo comía en casa cuando era niño. En lo que mi abuela preparaba en estas fechas”.

Menús adaptados a las personas con disfagia

Diego Guerrero lleva meses colaborando con Orpea y conoce la importancia que tiene para la compañía ofrecer menús adaptados a las necesidades de las personas mayores con problemas de masticación y disfagia o deglución. Por eso, el chef ha realizado una adaptación de cada una de sus propuestas de menú para convertirlo también en comida texturizada. Esta opción permite que se mantenga una presentación atractiva de los platos y que se preserven los sabores y olores de los alimentos, favoreciendo que todos los residentes disfruten de estos menús con estrellas.