Desde el comienzo de la actual crisis mundial de salud, Legrand ha lanzado una serie de medidas destinadas a proteger tanto a sus empleados como a sus clientes. Estas medidas contribuyen a frenar la propagación del coronavirus, al tiempo que garantizan la continuidad del servicio para sus clientes y socios. Sobre la base de esta movilización sin precedentes, Legrand contribuye a los continuos esfuerzos de solidaridad para contener el impacto sanitario, social y económica.

Legrand ya ha desplegado varias iniciativas de solidaridad en apoyo del personal hospitalario y los cuidadores en todo el mundo, incluidas las siguientes:
  • En España, los equipos de Neat, una de las marcas especializadas del Grupo que desarrolla soluciones profesionales para el sector sociosanitario, proporcionaron sistemas de llamada paciente-enfermera para satisfacer las necesidades urgentes de equipos de gestión asistencial en hospitales de campaña.
  • En los Estados Unidos, se desarrolló una solución de gestión por cable en 4 días para suministrar energía a 2.000 camas en hospitales de campaña en el Estado de Nueva York. En el Estado de Indiana, una línea de producción para pantallas de visualización se ha convertido en la fabricación de mascarillas de tela.
  • En Francia, la plataforma logística en Verneuil-en-Halatte movilizó sus recursos para permitir la entrega en 24 horas de componentes a un cliente que produce respiradores médicos.
  • En India, un hospital universitario en Calcuta, convertido en un centro especializado dedicado al tratamiento de pacientes con coronavirus, fue equipado con los UPS (fuentes de alimentación ininterrumpida) del Grupo para garantizar la continuidad de la distribución de energía.
  • En Italia, se proporcionaron soluciones de emergencia (especialmente unidades de cabecera, dispositivos de llamada paciente-enfermera y sistemas de cableado VDI) para hospitales temporales establecidos en Milán y Bérgamo.
  • En los Países Bajos, se donó un sistema de videoconferencia a una casa de retiro en Eindhoven, para facilitar el mantenimiento de la comunicación entre los residentes y sus familiares.
  • En el Reino Unido, la solución de llamada de emergencia «Aidcall» se instaló con urgencia en un hospital privado para apoyar y aliviar la carga del Servicio Nacional de Salud (NHS).

Estos proyectos e iniciativas se ampliarán aún más en las próximas semanas y meses.

Legrand también está comprometido con las personas más frágiles y anuncia la creación de un fondo de solidaridad dedicado a residencias de personas mayores.

Este fondo está destinado a proporcionar apoyo al personal en instalaciones especializadas para personas mayores. Para establecer el fondo y ofrecer su apoyo al mayor número posible de instituciones y personal de atención, Legrand trabajará con su Fundación, creada en 2014 con el propósito, en particular, de actuar contra la exclusión de las personas frágiles y las personas que experimentan la pérdida de autonomía. El personal de dichos centros de atención, que se encuentra bajo una presión considerable en el contexto de la crisis de Covid-19, recibirá ayuda, por ejemplo, para financiar el alojamiento en un hotel cerca de su lugar de trabajo a fin de evitar desplazamientos a larga distancia, protegiendo así a ambos, sus propias familias y residentes de hogares de ancianos.

De esta manera, Legrand desea actuar de manera tangible para mejorar las condiciones de vida y la comodidad del personal de atención médica en hogares de ancianos para personas mayores que están en primera línea día tras día luchando contra la pandemia.
El fondo está abierto a contribuciones de empresas y personas que deseen unirse a esta iniciativa solidaria.

Benoît Coquart, director ejecutivo de Legrand, expresó que “frente a esta crisis de salud sin precedentes, nuestros empleados de todo el mundo han desplegado muchos gestos de solidaridad en ayuda de los más frágiles y más expuestos. La creación de este fondo solidario es un ejemplo perfecto, cuyo objetivo es apoyar al personal de las residencias de personas mayores que hoy más que nunca necesitan nuestra solidaridad. Quiero agradecer calurosamente a todos nuestros empleados por el compromiso y la solidaridad que han demostrado desde que comenzó la crisis”.