Los centros de día y su función comunitaria en el cuidado del mayor

Los centros de día y su función comunitaria en el cuidado del mayor

Bajo el lema “Una solución necesaria para la atención al mayor dependiente”, la Asociación Madrileña de Atención a la Dependencia (AMADE) organiza la I Jornada de Centros de Día, que tendrá lugar el próximo 20 de octubre en el Centro de Referencia Estatal de Atención al Daño Cerebral (CEADAC).

Los centros de día son un servicio de proximidad imprescindible para promover la autonomía personal y prevenir situaciones de dependencia que retrasen o eviten la institucionalización. Para ello, un equipo de profesionales multidiciplinares presta una atención integral y personalizada, que cumple una importante función rehabilitadora y terapéutica. De esta manera, las personas mayores pueden mantener e incluso mejorar su grado de autonomía y, en ocasiones, recuperar capacidades perdidas.

Precisamente, en la mesa “Prescripción del centro de día para fomentar la autonomía personal” profesionales de distintas disciplinas analizarán los servicios rehabilitadores y terapéuticos que prestan los profesionales de los centros de día. En ella intervendrán Olga Cures, tesorera del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid; Pilar Regato, médico de Familia y miembro de los grupos de trabajo de Demencias y de Atención al Mayor de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC); Mª Ángeles García Antón, coordinadora del Grupo de Dependencia y del Grupo de Trabajo Social de la SEGG; Rubén Martín, secretario general de la Asociación de Empresarios de Farmacia de Madrid (Adefarma); y Francisco García, director-gerente del Colegio Oficial de Trabajo Social de Madrid (COTS-Madrid).

La importancia de la prevención

Los usuarios de los centros de día son personas con cierta limitación de sus capacidades para manejar de manera independiente una o varias actividades de la vida diaria. Incluso pueden presentar algún tipo de deterioro cognitivo, pluripatología y polifarmacia. Por todo ello, la fisioterapeuta Olga Cures entiende que un centro de día se erige como “el eje para prevenir un mayor deterioro, en el que se aborda al usuario cuando tiene potencial para mantenerse y/o mejorar”. Para conseguir este objetivo, Cures considera imprescindible una intervención multidisciplinar y coordinada, basada en un programa establecido de manera conjunta en función de las necesidades de las personas mayores y los objetivos que se quieran conseguir.  “Trabajamos en la misma dirección, porque todos queremos potenciar, mantener y fomentar las capacidades del usuario. Buscamos que la persona se sienta útil e independiente en todo lo posible”, sostiene la fisioterapapeuta.

En la misma línea, el director-gerente del Colegio Oficial de Trabajo Social de Madrid, Francisco García Cano, opina que “la labor de rehabilitación y mantenimiento de las capacidades motoras que ofrecen los centros de día son un plus para la atención a las personas mayores que difícilmente puede abordarse desde otros servicios, como por ejemplo el servicio de ayuda a domicilio”. Asimismo, García Cano destaca el enfoque biopsicosocial que se aplica en los centros de día, en los que “se intenta intervenir en todas las esferas de la persona teniendo en cuenta sus deseos, preferencias y valores”.

Prescripción de los centros de día

Por todos los beneficios que aporta, Mª Ángeles García Antón, coordinadora del Grupo de Dependencia y del Grupo de Trabajo Social de la SEGG, subraya que prescribir los centros de día “debería ser una obligación”. De hecho, asegura que los Servicios de Geriatría prescriben los centros de día de manera sistemática para aquellos pacientes que pueden beneficiarse de los servicios rehabilitadores y terapéuticos. No obstante, insiste en que “es necesario aumentar la oferta de plazas públicas de centros de día, revisar los canales de acceso y el tiempo de demora para la obtención de plaza”.

La médico de Familia Pilar Regato también confirma que desde Atención Primaria, Neurología y Geriatría se prescriben los centros de día, “que son un recurso social muy necesario”, pero matiza que también “muy escaso”. En su opinión, el actual problema de accesibilidad y burocracia impide que haya mayor demanda de centros de día. “Deberían ser de acceso directo como los recursos sanitarios”, sostiene. Por otra parte, considera que existe un problema de diseño y adecuación a las personas mayores, “que requieren mayor oferta de servicios y actividades”. En definitiva, “si los centros de día fueran más accesibles, también económicamente, las personas mayores los solicitarían más y aprovecharían su función de socialización”, asevera Regato.

El papel de la atención farmacéutica

También los farmacéuticos y las oficinas de farmacia cumplen una importante función para los centros de día: “Somos centros sanitarios en los que la ciudadanía confía y estamos especializados en la asistencia a los centros de personas mayores”, afirma el secretario general de Adefarma, Rubén Martín. En este sentido, subraya que las farmacias “estamos inmersas en un proceso de digitalización que será muy útil para la interconexión con los centros de día, “lo que minimizará el impacto de los desabastecimientos de ciertos medicamentos”. Además, el secretario general de Adefarma subraya que los farmaceúticos “aportamos especialización, disponibilidad, tecnología, eficiencia, vocación y garantía de servicio”.

Un completo e interesante programa

Otras dos mesas redondas completan el programa. Con el título “Entorno eficiente para un servicio de calidad”, diferentes empresas expondrán su propuesta para mejorar el servicio: Nunsy presentará su aplicación para el seguimiento de las rutas y la comunicación con familias y usuarios, Rehatrans se centrará en la adecuación de vehículos, NeurounUP mostrará su plataforma web de rehabilitación y Aramark abordará las mejores dietas saludables.

Y para hablar sobre los centros de día como respuesta a la realidad social de hoy desde la colaboración público-privada, representantes de la Dirección General de Atención al Mayor y a la Dependencia de la Comunidad de Madrid y de la Dirección General de Mayores del Ayuntamiento de Madrid intercambiarán conocimientos y experiencias con profesionales de los centros de día de Sanivida, DomusVi, Alus Salud y Vitalia Retiro.

Por otra parte, tres ponencias permitirán conocer los centros de día desde la perspectiva de las personas mayores y de los propios profesionales. Como punto de partida, Javier García, director general de CEOMA, presentará el estudio “¿Qué entendemos y qué queremos los mayores de un centro de día?”. A continuación, Lourdes Bermejo, gerontóloga y experta en intervención social integral, dará su visión sobre los centros de día como escenarios para el desarrollo personal de los usuarios y su participación en la comunidad. Finalmente, Aitor Pérez, socio director de Gerokon, se centrará en el imprescindible equilibrio que debe haber entre la percepción del precio y el valor del servicio.

PROGRAMA: Los centros de día y su función comunitaria en el cuidado del mayor