placaLulyp

Luly Zabala y el ADN de ASISPA

Recientemente se ha cumplido un año del fallecimiento de Luly Zabala, fundadora de ASISPA. Una mujer emprendedora, recordada por su inmensa labor al frente de la entidad pionera en profesionalizar la asistencia social, ASISPA.

 

En homenaje a su figura y al legado que transmitió a la entidad que fundó hace más de 40 años, el pasado viernes 28 de enero, quienes la conocieron de cerca, en el ámbito personal y profesional, quisieron recordar su figura y valorar la impronta que transmitió a la entidad ASISPA. En el Centro de ASISPA Formación se descubrió una placa con la declaración institucional de la Junta Directiva de la entidad en la que se pone en valor el carácter pionero de Luly Zabala. Una declaración que dice que, junto a ella, ASISPA consiguió afianzar el valor del cuidado atento, personalizado y cálido para cada persona.

Luly Zabala apostó por unos principios básicos que conformaban su idea de la transformación social y que hoy siguen intactos en ASISPA. Valores que impregnan el trabajo diario atendiendo a más de 250.000 personas: derecho a la diferencia, integración, honestidad, vocación de servicio, formación permanente, cercanía, inspiración, y comunicación positiva, entre otros…

Manuel Monteserín, presidente de ASISPA, dirigió el acto de homenaje y con sus propias palabras agradeció la labor y la visión de Luly y envió un motivador mensaje al resto de personas que forman ASISPA.

2p

«Honrar su legado y seguir adelante»

“Deberíamos reforzar interiormente esa tenacidad y el resto de los valores que, quienes hemos trabajado con Luly, le reconocemos. Y ser capaces de aplicarlos en la situación actual: pensar siempre en atender de la mejor forma posible, potenciar las capacidades de los profesionales y confiar en ellos.

Nos toca vivir tiempos complejos y tenemos que saber afrontarlos con confianza. No pensemos que la época en la que Luly impulsó a ASISPA estuvo exenta de incertidumbre y dificultades. Y sin embargo ella, con su fuerza y con el esfuerzo y la generosidad de las personas que estuvieron a su lado en la puesta en marcha de la entidad, fueron capaces de lo que hoy consideramos una heroicidad.

Hemos de honrar su legado y seguir adelante, impulsándolo con fuerza, con confianza y con ilusión”

El equipo Directivo de ASISPA, directoras de área, equipos profesionales, amigas y compañeras de la propia Luly arroparon con sus palabras este homenaje que dibuja un mapa genético y esboza un legado que comenzó hace cuatro décadas y que continuará allá donde alguien necesite atención de calidad.