teleasistencia avanzada

Navarra contará con un sistema de teleasistencia avanzada

El servicio de teleasistencia que actualmente presta Navarra va a dar un salto cualitativo y cuantitativo en los próximos 5 años.

Con una inversión prevista de 9.169.225 euros, este se extenderá a 3.850 personas más de las 7.350 que disponen de este servicio en la actualidad, superando los 11.000 beneficiados.

Si bien, el aumento será progresivo, del orden de 800 unidades nuevas cada año durante los próximos cinco años. Esta intervención de los dispositivos tecnológicos se financiará con fondos europeos MRR.

Nuevas mejoras

El servicio estará atendido por un equipo de 42 personas: una responsable del servicio, una responsable del Centro de Atención, 2 supervisoras, 5 coordinadoras, 19 teleoperadoras, 12 oficiales de unidad móvil y dos técnicas instaladoras.

Entre las mejoras previstas para la teleasistencia avanzada están la adquisición de equipos compatibles no sólo con líneas telefónicas cableadas, también con líneas móviles, lo que garantizará su instalación en todas las zonas de Navarra.

Por otra parte, los medallones y pulseras que se colocan las personas usuarias del servicio estarán preparados para ser utilizadas bajo la ducha, espacio donde el riesgo de caídas es alto, de manera que puedan utilizar el dispositivo en todo momento y proporciona más seguridad a las personas. 

El equipamiento domiciliario de las personas beneficiarias, consta de terminal conectado a una línea de comunicaciones de las personas y de una unidad de control remoto. Tras la valoración realizada, en algunos casos se instalarán dispositivos periféricos con el objetivo de incrementar la seguridad de la persona en su hogar, enviando una alarma al Centro de Atención, cuando se detecte una emergencia en el hogar. Estos dispositivos pueden detectar los riesgos potenciales en el hogar: detectores de gas, detectores de humo/fuego. Asimismo, se podrán instalar dispositivos para detectar riesgos potenciales para la salud de la persona: detector de caídas, detector de pasividad, sensor de aperturas de puertas que permiten controlar la inactividad de la persona usuaria y detectar si algo le ha ocurrido.

Las personas con discapacidad auditiva o con dificultades en el habla dispondrán de un dispositivo específico puedan comunicarse con el centro de atención mediante mensajes escritos prestablecidos y pictogramas.

Este servicio de teleasistencia avanzada también contará con una teleasistencia móvil fuera del domicilio favoreciendo la autonomía personal de personas con problemas de salud que viven solas.

Otra de las novedades es la incorporación de una flota de 5 vehículos móviles, 3 en Pamplona y 2 en Tudela, para atender las incidencias y también cabe destacar la incorporación de una centralita propia que cribará las llamadas al 112 y evitará la saturación de esta línea de emergencia, que recibe cada año una orden de 40.000 llamadas por este motivo.

Con el modelo que se pretende implantar, el servicio de SOS Navarra será movilizado exclusivamente en actuaciones de emergencia que requieran una actuación con recursos especializados: bomberos, policías y/o ambulancia.

¿A quién está dirigida?

Podrán ser beneficiarias del servicio público de teleasistencia del Gobierno de Navarra las personas con los siguientes perfiles: mayores de 65 años, priorizando a quienes vivan solas, mayores de 18 con dependencia reconocida o con un grado de discapacidad igual o superior al 33%, así como personas con enfermedades graves o crónicas que aun no cumpliendo los anteriores supuestos se encuentren en una situación de vulnerabilidad socio-sanitaria alta y riesgo de aislamiento severo. Será también un requisito que no vivan en centros residenciales.

El servicio no tendrá coste alguno para las personas dependientes, puesto que está garantizado en la cartera de Servicios Sociales, mientras que en el caso de las no dependientes su coste oscilará entre los 0 y 7 euros al mes, en función de la renta.

Atención personalizada

Con la nueva teleasistencia avanzada, se proporcionará una atención personalizada, según la situación y necesidades de cada persona y tras la elaboración de su plan global de intervención, identificando aquellos problemas susceptibles de ser atendidos por los servicios sociosanitarios, en donde quede incluido el servicio de teleasistencia. Este sistema de gestión está orientado a mejorar la coordinación con la Atención Primaria tanto de los Servicios Sociales como de los centros de salud.

Asimismo, se llevará a cabo un seguimiento telefónico para apoyo, evaluación y seguimiento de su situación, mediante la comunicación periódica y visitas domiciliarias, entre otras medidas.