productos de apoyo

Navarra destinará 6,1 millones a la adquisición de productos de apoyo en 2022 y 2023

Navarra va a aumentar de manera exponencial los fondos destinados a la adquisición de productos de apoyo en los próximos dos años. El objetivo es facilitar la vida diaria y ofrecer mayor autonomía a las personas dependientes, con discapacidad reconocida o personas mayores de 65 años.

Así, pasará de los 120.000 euros destinados a la convocatoria en 2021 a 3.413.182 euros en 2022 y 2.747.103 en 2023. Del total de 6.160.285 euros, 6,1 millones proceden del Plan de choque para la economía de los cuidados y refuerzos de las políticas de igualdad e inclusión del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia financiado por los Fondos Europeos – NEXT GENERATION UE.

Estos fondos permitirán subvencionar la compra de productos de apoyo tecnológicos como plataformas o sillas subescaleras, sensores con alarma para detección de incendios, inundación o escapes de gas, caídas, pastilleros con alarma o sistemas de generación de voz, como laringófonos, entre otros.

Para solventar las dudas que pudieran plantearse, el Departamento de Derechos Sociales ha habilitado el teléfono 848426900, que permanecerá operativo entre las 8 y las 15 horas. Toda la información sobre la convocatoria puede consultarse en este enlace a la ficha del catálogo de trámites del Gobierno de Navarra en Internet.

Audífonos, camas articuladas y colchones anti escaras, los artículos más solicitados en 2021

El Departamento de Derechos Sociales de Navarra lanzó en 2021 una convocatoria destinada a la adquisición de materiales de apoyo para personas con discapacidad reconocida y mayores de 65 años. La iniciativa tuvo una excelente acogida, puesto que agotó la partida de 120.000 euros prevista y permitió conceder 192 ayudas.

Los productos más demandados fueron, por este orden, los audífonos, camas articuladas y colchones anti escaras y sillas de ducha de distintos tipos.

Estas ayudas han sido una demanda muy solicitada por las personas mayores o con discapacidad, puesto que facilitan la adquisición de elementos importantes a la hora de fomentar la autonomía personal y prevención de la dependencia.

Para este propósito, esta iniciativa se suma a otras medidas para favorecer la accesibilidad que ya tiene puestas en marcha el Departamento de Derechos Sociales, como el Centro de Productos de Apoyo, abierto hace cinco años, o el proyecto para la creación de un centro de referencia en materia de accesibilidad universal, también con fondos europeos, que supondrá una inversión de 335.868 euros.

Dos convocatorias para la dotación de 2022

La dotación prevista para este 2022, de 3.413.182 euros, proviene de dos convocatorias de productos de apoyo. Ambas se podrán solicitar para compras realizadas desde el 1 de enero de 2022.

Una de ellas, dotada con 50.000 euros, está vigente desde el 14 de marzo y subvenciona productos de apoyo más sencillos, como objetos para el aseo personal (sillas de ducha), de apoyo para vestirse y desvestirse, comer y beber (cubiertos adaptados, tapetes antideslizantes, etcétera), gafas o lentillas.

La otra convocatoria, la de mayor dotación (3.363.182 euros, provenientes de los Fondos Europeos – NEXT GENERATION UE), se ha aprobado recientemente y se dedicará a productos tecnológicos más complejos para apoyo en distintas facetas de la vida cotidiana.

Se contempla, por ejemplo, mobiliario y adaptaciones en la vivienda (como grúas de techo y suelo, camas eléctricas y sillones ergonómicos), productos de apoyo para accesibilidad vertical en viviendas individualizadas (ascensores, plataformas o sillas sube-escaleras), así como los destinados a la autonomía y seguridad en el hogar (sensores con alarma para detección de incendios, inundación o escapes de gas, así como de seguridad personal como caídas, mirillas eléctricas, pastilleros con alarma).

Incluye sistemas de domótica para el manejo del entorno (control iluminación, persianas, apertura y cierre de puertas, ventanas, control de climatización, manejo de electrodomésticos, etcétera), productos de apoyo a la movilidad (con distintas opciones de sillas de ruedas, manual eléctricas, sistemas de propulsión o monitorización, etcétera), accesorios y adaptaciones para vehículos, productos de apoyo para la comunicación e información (apoyo para la visión y audición, como audífonos, o generación de voz, como laringófonos).

También productos de apoyo para actividades domésticas (aspiradoras, escobas eléctricas y lavadora-secadora).

La cuantía de la subvención, en función del coste del producto y los ingresos anuales

El importe máximo subvencionable será muy distinto, según el producto. Por poner algunos ejemplos, podrá ser un máximo de 7.000 euros para una silla sube escaleras, hasta 2.000 euros para la compra de audífonos, o 100 para un sensor de caídas. En cualquier caso, cabe resaltar que la cuantía de la subvención se determinará en función a dos factores: por un lado, el coste del producto y, por otro, los ingresos anuales de la unidad familiar de la persona solicitante.

Las personas que quieran acceder a estas ayudas deberán tener algún grado de dependencia o con discapacidad reconocido o ser mayores de 65 años. También podrán solicitarlas quienes aun no encontrándose en ninguno de estos casos presenten patologías acreditadas, mediante informe facultativo del sistema de salud que les ocasionen la pérdida de autonomía para alguna función.

Asimismo, los gastos realizados de la compra de los productos de apoyo se deberán acreditar con la presentación de la factura y el justificante de pago a nombre de la persona beneficiaria de ese producto.

La concesión de las subvenciones será incompatible con cualquier otro tipo de subvención o ayuda concedida para la misma finalidad por entidades públicas o privadas, excepto en el caso de las sillas de ruedas parcialmente financiadas por el Departamento de Salud del Gobierno de Navarra.

Tampoco se podrá obtener ayuda por el mismo concepto en el plazo de los cuatro años siguientes a su obtención, salvo causas debidamente justificadas y aceptadas por el órgano instructor.

Una vez que los productos de apoyo no sean utilizados en el domicilio, estos podrán ser donados al Gobierno de Navarra para que, una vez revisados e higienizados, sean cedidos en uso a sucesivas personas que requieran de su utilización.