atención centrada en la persona

Navarra pone en marcha un proyecto piloto sobre atención centrada en la persona en domicilios y centros residenciales

El Gobierno de Navarra, a través del Departamento de Derechos Sociales, ha suscrito un convenio de colaboración con la Fundación Pilares y con Lares Asociación para iniciar en la Comunidad Foral un proyecto europeo que tiene como finalidad mejorar la atención a personas mayores en situación de dependencia o soledad en residencias y domicilios.

Esta es una iniciativa financiada por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 a través de los Fondos Europeos Next Generation e incluye un conjunto de actuaciones innovadoras que promueven un cambio en el modelo de cuidados.

Situar a la persona en el centro de los cuidados y organizar los apoyos de manera personalizada es el objetivo principal de este proyecto piloto, que bajo el nombre de AICP.COM se prevé implantar en Pamplona y otros seis municipios navarros y que, además, plantea un doble reto. Por un lado, el de favorecer la permanencia de las personas en su domicilio y comunidad en las mejores condiciones. El segundo reto tiene que ver con implementar en las residencias un sistema de calidad con indicadores basados en la atención integral e integrada en la persona, para conseguir que estos entornos evolucionen hacia un modelo hogar en el que se respeten los derechos y las preferencias de todas las personas.

Durante la presentación del proyecto AICP.COM, la consejera de Derechos Sociales, Mª Carmen Maeztu, ha explicado que “Somos muy conscientes de la importancia que tiene trabajar por la prevención de la dependencia y procurar para todas las personas mayores una vida digna y de calidad, incluso para aquellas personas que no pueden permanecer en sus domicilios y tienen que trasladarse a un centro residencial”, ha señalado Maeztu, para quien este proyecto va a permitir “trabajar en el modelo de Atención Integral y Centrada en la Persona por el que el Gobierno de Navarra ha realizado una apuesta firme”.

“Esto –ha subrayado- se ve reflejado, por ejemplo, en la inversión pública que hemos realizado para remodelar los centros sociosanitarios y adecuarlos a este nuevo modelo de atención, creando espacios más familiares y reducidos, lo más parecidos a un hogar”.

Objetivos del proyecto

El proyecto, que cuenta con un presupuesto de 401.860,80 euros para Navarra (3.904.641,80 euros en total), finalizará previsiblemente en noviembre de 2024.

La presidenta de Fundación Pilares, Pilar Rodríguez, ha hecho hincapié en la “búsqueda de nuevas alianzas y colaboraciones con agentes comunitarios públicos y privados que promuevan la creación de comunidades cuidadoras, favorezcan la coordinación sociosanitaria y ofrezcan servicios de proximidad”. Por su parte, el presidente de Lares Asociación, Juan Ignacio Vela, ha destacado el trabajo realizado en las residencias para la implementación del modelo de Atención Integral y Centrada en la Persona, que será revisado y evaluado por consultores y auditores para valorar los resultados.

Formación al personal de centros residenciales

Previa a la presentación, se ha celebrado una sesión formativa dirigida a los profesionales implicados en los cuidados de las personas mayores y en situación de dependencia. En ella, se ha abordado temas relativos a la necesidad de mejorar el modelo de cuidados, así como las diferentes fases que comprende este cambio en los entornos residenciales a través del cambio de roles en los equipos profesionales o del ámbito físico modelo hogar, o la realización de actividades acordes con las preferencias de las personas, etcétera.

De esta manera, se inicia en Navarra un proyecto que va a permitir avanzar en el cambio en la cultura de los cuidados de las personas mayores y dependientes en Navarra, una transformación basada en la personalización, el respeto a la dignidad y derechos de las personas, tiendo en cuenta sus intereses, preferencias y contando con su participación, la de sus familiares y la de toda la sociedad.

Además de Navarra, participan en este proyecto innovador la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Aragón y la Ciudad Autónoma de Ceuta, con lo que se beneficiarán de las medidas que se lleven a cabo un total de 840 personas mayores y 820 familias.