residencias y centros de día

Navarra presenta «Open House», un nuevo sistema de contratación de gestión de las residencias y centros de día

Navarra ha aprobado un nuevo sistema de contratación abierto “Open House” con el que Navarra podrá contar con hasta 2.500 plazas de atención residencial para personas mayores, 200 plazas de estancias diurnas, 300 servicios de transporte para estancias diurnas y centros de día y 400 plazas de centros de día para personas mayores.

Este nuevo sistema de contratación, que sustituye al actual acuerdo marco para la gestión de plazas en residencias y centros de día, ha sido presentado en rueda de prensa por la consejera de Derechos Sociales, Mª Carmen Maeztu, y la directora gerente de la ANADP, Inés Francés.

Dividido en cuatro lotes diferentes, el nuevo sistema de contratación supone un crecimiento potencial respecto al acuerdo marco actual de más de 500 plazas en residencias de mayores, 130 estancias diurnas, 140 servicios de transporte y 280 plazas en centros de día.

Con todo, entrará en vigor próximamente y tendrá una duración total de 4 años, un periodo para el que se contempla un presupuesto estimado de 324.957.182,42 euros, siendo el presupuesto destinado para 2023 de 80,1 millones, de 81,4 millones para 2024, 82,1 millones para 2025. El presupuesto destinado a este 2022 y a 2026 variará en función del mes en el que este sistema de contratación entre en vigor.

Cabe señalar el aumento presupuestario que va a suponer este nuevo sistema respecto a los años anteriores. De los 51,5 millones destinados en 2021, se producirá un incremento del 60% para 2025, si se cumplen las previsiones.

La lista de entidades admitidas, abierta durante todo el procedimiento

Una de las principales novedades de este nuevo sistema de contratación es que la lista de entidades admitidas permanecerá abierta a la incorporación de otras nuevas que cumplan los criterios establecidos durante todo el plazo de duración del procedimiento y podrán adherirse al mismo. De esta manera, los centros residenciales o centros de día de nueva construcción podrán acogerse a este sistema en un futuro próximo.

En general, se podrán presentar al nuevo sistema de contratación todas las entidades titulares de centros residenciales, centros de día y centros de día rurales que cuenten con la correspondiente autorización, mientras que los servicios de promoción de la autonomía, que anteriormente se contemplaban en el acuerdo marco, se licitarán con posterioridad.

Así, se pretende contar con plazas residenciales concertadas en todas las zonas básicas de servicios sociales de Navarra, de tal forma que permita asegurar la atención a todas las personas mayores que lo necesiten y se puedan atender las necesidades que vayan surgiendo en el futuro.

Para acceder a este servicio de contratación, las residencias deberán concertar, como mínimo, el 25% de las plazas autorizadas que tengan, exceptuando los centros de más de 200 plazas, cuya oferta deberá ser, al menos, el número de prestaciones vinculadas al servicio en el momento de la licitación. Además, por cada 25 plazas ofertadas, al menos 1 deberá estar dirigida a personas no dependientes.

Otra característica fundamental de este sistema es el papel relevante que tiene la persona usuaria en la elección del centro, ya que será ella la que decida el centro en función de las plazas disponibles en su área de residencia.

Asimismo, las entidades titulares de centros residenciales podrán ofertar y poner a disposición del Departamento de Derechos Sociales las plazas que consideren dentro del límite de las que tengan autorizadas, sin que ello suponga la obligación de concertar por parte del Departamento, que lo hará en función de la demanda y elección de las personas usuarias.

Mejores ratios de personal y fomento del modelo de Atención Centrada en la Persona

Un objetivo fundamental del nuevo sistema será, además, continuar incorporando el modelo de Atención Centrada en la Persona (ACP) y sus instrumentos en la práctica profesional, con la puesta en marcha de las historias de vida, la figura del profesional de referencia, la adaptación de horarios y actividades y el diseño y realización de tareas significativas y cotidianas como elemento terapéutico.

Este modelo, además, tiene como filosofía respetar la singularidad y los deseos de cada persona, apoyar su proyecto de vida, fomentar el control sobre los asuntos de su vida cotidiana, mejorar los canales de participación, crear entornos hogareños, disminuir la rotación de profesionales, etcétera.

También mejoran los precios establecidos para este acuerdo marco respecto al vigente. Concretamente, el precio del módulo concierto medio crece un 12,7% para plazas concertadas para personas dependientes, un 7,89% para no dependientes, un 14% para plazas de Estancias Diurnas, un 12% para plazas en centros de día, y un 24,6% para plazas de transporte adaptado.

Esta mejora en los precios del módulo concierto, entre otras, va a permitir un incremento de las ratios de personal, así como una mejora en las condiciones laborales de las personas que trabajan en el sector.

En este sentido, se ha establecido un nuevo módulo con unos requisitos de profesionales mayores a los del concierto actual, tanto para personal de atención directa como personal técnico. También son cuatro los módulos fijados en función de las retribuciones del personal cuidador, módulos que pretenden incentivar la mejora de las condiciones laborales.

Más personal cuidador en turno de tarde

Respecto al personal de atención directa, una novedad que presenta este nuevo acuerdo marco es que el personal cuidador del turno de tarde no podrá ser inferior en número al 60% del personal que atiende por las mañanas. Además, se mantendrá la exigencia de personal técnico por las tardes y, para el turno de noche, se garantizará en todos los centros residenciales la presencia de dos profesionales. Estos podrán realizar en dicho horario tareas de atención indirecta.

Del mismo modo, se irá incrementando la presencia de profesionales en horario nocturno en función del número de plazas del centro o residencia: en aquellas de menos de 90 plazas, serán 2 los profesionales del turno de noche; para centros entre 91 y 125 plazas, 3 profesionales; para los centros entre 126 y 200 plazas, 4 profesionales; y para centros de más de 201 plazas, 5 profesionales, más 1 por cada 100 plazas a partir de las 300.

Para facilitar la gestión y el seguimiento, se ha diferenciado entre un módulo asistencial y un módulo sanitario. El asistencial cubre los programas de cuidados, intervención psicológica, fisioterapia, terapia ocupacional, atención social, así como los servicios generales de manutención, limpieza, mantenimiento y aquellos empleados en la gestión del centro. Además, el módulo asistencial cubre la atención de enfermería y medicina en aquellos centros que dispongan de personal propio.

Este sistema de concertación apuesta por la flexibilidad y por que cada centro pueda contar con los recursos necesarios en función de su tamaño, ubicación, necesidades de las personas a las que atiende, etcétera.

En última instancia, son las personas usuarias y/o sus familias quienes elegirán a qué centro desean ir, según lo que cada una de ellas considere relevante (cercanía a su lugar de residencia, necesidad o no de cuidados sanitarios, priorización de unidades o centros más pequeños y familiares, etcétera).

Más plazas en centros de día

Este nuevo sistema incluye la concertación de hasta 400 plazas en centros de día para personas mayores, lo que supone un crecimiento de 280 plazas respecto a las actuales, es decir, un 233% más que las actuales.

El principal cambio respecto al concierto actual es la flexibilización de los perfiles profesionales técnicos, de tal forma que todos los centros tendrán las mismas ratios, pero podrán organizar su personal en función de las necesidades de las personas y otros factores, como los programas terapéuticos que realicen.

Como novedad, las residencias podrán ofertar servicio de transporte para atención diurna, a un coste para la administración, entre 190 y 200 euros mensuales por plaza.

Además, con un mismo vehículo se podrá transportar a personas de distintos centros, procurando que el trayecto para cada una de ellas no exceda de 1 hora. También se podrá utilizar el mismo vehículo para personas con plaza concertada o personas con plaza privada. El abono se realizará mensualmente por persona usuaria dada de alta en el transporte, independientemente de que algún día no haya utilizado el servicio.