La empresa biotecnológica AB-Biotics ha revelado los resultados preliminares de un estudio que apunta que su probiótico podría tener la capacidad para reducir la duración de los síntomas de COVID-19 en pacientes no hospitalizados.

Miquel Bonachera Sierra, CEO y cofundador de AB-Biotics, y el Dr. Jordi Espadaler-Mazo, director científico de la empresa, han revelado los resultados del estudio que han realizado con uno de los suplementos de probióticos elaborado bajo su sello.

El estudio de seguimiento rápido fue un ensayo clínico aleatorio, controlado con placebo, cuádruple ciego. En él participaron 300 pacientes, aunque fue un total de 289 individuos los que lograron completar el ensayo. Todos ellos eran pacientes COVID no hospitalizados, con una edad comprendida entre 18 y 60 años.

Un nuevo probiótico contra el COVID-19

Bonachera Sierra ha reconocido que este es el primer ensayo clínico controlado con placebo en pacientes sintomáticos con COVID que no estaban hospitalizados. Cabe destacar que ninguno de los participantes requirió oxigenoterapia. Las pruebas se llevaron a cabo en el Hospital General Manuel Gea González (México), durante el verano de 2020.

Concretamente, los pacientes se dividieron en dos grupos, uno de ellos fue de prueba, ya que se les administró placebo. Ambos recibiendo una cápsula al día, con la diferencia de que una de ellas estaba compuesta por placebo y la otra contenía el probiótico (L.plantarum y P. acidilactici).

Resultados favorables

El primer hallazgo estuvo relacionado con la tasa de remisión, es decir, la desaparición de los síntomas y una RT-PCR negativa. Esto ocurrió 30 días después de empezar el ensayo y los resultados fueron dos veces más favorables en el grupo de probióticos en comparación con el grupo de placebo (p <0,001, 56% frente a 28%). Es decir, 82 de 150 pacientes probióticos obtuvieron buenas noticias un mes después de empezar el tratamiento, en comparación con 41 de 150 pacientes con placebo.

Por otra parte, los autores del estudio destacaron que también hubo un efecto significativo sobre la duración de los síntomas. De hecho, se empezaron a notar tan solo 3 días después del inicio del tratamiento. En promedio, los síntomas duraron 3.3 días menos en el grupo de probióticos.

Hablando sobre el posible mecanismo detrás de los resultados, el Dr. Espadaler-Mazo dice que el probiótico parece funcionar al aumentar la inmunidad adquirida contra el virus. Esto es porque “los anticuerpos IgG contra el SARS CoV-2 en el grupo de probióticos fueron dos veces más altos que en el grupo de placebo (p < 0,01)”, ha señalado el doctor. Por lo tanto, todo apunta a que este probiótico aumenta la inmunidad adquirida contra el virus desde el propio intestino. “Este efecto fue estadísticamente significativo tanto después de 15 días como después de un mes”, sugirieron los datos facilitados por los responsables de AB-Biotics.

Cabe destacar que el efecto fue significativo después de que se hicieran ajustes por posibles factores de influencia. En este caso, entraron en juego la edad, el sexo, la saturación de oxígeno (SpO2), el IMC o la carga viral.

Declaraciones y previsiones

Bonachera Sierra ha afirmado que estamos ante “resultados muy emocionantes, especialmente porque ofrecen esperanza para los pacientes con COVID-19 que luchan contra el virus en casa”. El cofundador de la empresa biotecnológica ha añadido que “son muy limitados los medicamentos de venta libre” para hacer frente a esta pandemia, sobre todo en los casos de “pacientes a los que se les dice que se mantengan alejados de los hospitales hasta que tengan dificultades para respirar”.

Para Bonachera Sierra, este nuevo suplemento probiótico puede ser “una manera de acortar significativamente los síntomas en 3,3 días en promedio. Un espacio de tiempo considerablemente corto para reducir el sufrimiento”.

Por su parte, el director científico de AB-Biotics Espadaler-Mazo ha adelantado que, de cara al futuro, los nuevos ensayos clínicos sobre el efecto del probiótico en COVID-19 podrían buscar estudiar a pacientes hospitalizados. Los resultados completos del estudio se publicarán en una revista revisada por pares cuando los profesionales y expertos lo consideren oportuno.