La situación provocada por la COVID-19 desde el mes de marzo de 2020 provocó una situación de aislamiento general en la que, durante mucho tiempo, tuvimos que estar separados de nuestros familiares y amigos.

Adopta Un Abuelo, programa de acompañamiento intergeneracional, también tuvo que adaptarse a esta situación sustituyendo sus actividades presenciales por un acompañamiento telefónico a través de su plataforma de llamadas. Durante este tiempo, son muchas las relaciones que se han creado de manera “telemática” y, a través de las cuales, se han realizado miles de minutos de compañía a personas mayores en riesgo de soledad.

Casi un año después, empiezan a tener lugar encuentros presenciales en las diferentes ciudades en las que está presente el programa. Algunos ejemplos de ello son:

Begoña y Féliz

Begoña (Ciudad Real) y Félix (Badajoz): No hay semana en la que Begoña y su abuelo Félix no estén en contacto a través de llamadas. Su relación es tan especial que, hace unas semanas, Begoña y su marido cogieron el coche desde Ciudad Real y se fueron a Badajoz para pasar el finde con Félix. Begoña lo describe como un momento muy emocionante y asegura que Félix les ha cuidado de maravilla. Félix por su parte, nos cuenta que ha vuelto a sentirse en familia y que está deseando repetir este encuentro.

Rosalía y Angie

Rosalía (Barcelona) y Angie (Barcelona): Rosalía y su nieta Angie, describen su relación como algo estupendo. Desde que empezaron en el programa en mayo del año pasado han descubierto que tienen muchas cosas en común. Angie nos cuenta que ha creado un lazo afectivo enorme con Rosalía y que le ha aportado mucho más que una abuela, siente que es como una amiga con la que puede hablar de todo. Hace poco tuvieron la oportunidad de conocerse en persona y confiesan que fue justo como se lo imaginaban.

Carmen y MAría

 

 

Carmen (Madrid) y María (Castilla-La Mancha): Carmen y María se han reencontrado tras varios meses de llamadas en Madrid. Ambas cuentan que el reencuentro fue muy bonito y pudieron disfrutar muchísimo. Para Carmen, lo mejor de María es que tiene una mentalidad «de veinteañera» por lo que se siente muy identificada y puede hablar con ella de cualquier cosa.

 

Momentos llenos de ilusión y alegría que son el resultado del trabajo diario del programa. Si quieres que tu residencia forme parte de su red de centros involucrados con las personas mayores, no dudes en contactarles a través de la web https://adoptaunabuelo.org/residencias/