La residencia Sanitas Santander duplica el número de plazas concertadas disponibles, de 14 a un total de 29. Esto permite a las familias tener plaza en el centro con un coste más accesible, ya que el Gobierno de Cantabria subvenciona parte o la totalidad del coste. Sanitas se suma así al esfuerzo colectivo para ofrecer a los mayores un envejecimiento activo y de calidad.

Desde el inicio de la pandemia, el centro residencial Sanitas Santander no ha registrado ningún caso de COVID-19 y, en la actualidad, tanto residentes como empleados han recibido las dos dosis de la vacuna lo que supondrá la inmunidad del centro en los próximos siete días. En este sentido, pasada una semana tras la segunda inyección realizada el 8 de febrero, Sanitas realizará un test serológico ultrasensible a todos los residentes y empleados. Este test permitirá trazar un mapa de inmunidad del centro para afinar aún más los protocolos de seguridad frente al COVID-19.

En palabras del director general de Sanitas Mayores, Pedro Sánchez Soro, “en Sanitas hemos colaborado desde el inicio de la pandemia con las autoridades sanitarias, porque nuestro principal objetivo es cuidar de la salud de las personas que viven con nosotros. En estos momentos, hay que seguir dando pasos en esta dirección y ofrecer a los mayores los mejores cuidados a través de un envejecimiento activo y de calidad”.

La residencia Sanitas Santander cuenta con un total de 118 plazas privadas y ahora con 29 plazas concertadas. El centro cuenta con un equipo de profesionales motivado y formado en diferentes áreas que proporciona un servicio integral y personalizado al residente.