36 trabajadores y trabajadoras sociales voluntarios, pertenecientes al Cuerpo de Voluntarios/as del Colegio Oficial de Trabajo Social de Madrid, han colaborado durante 24 días en la atención social telefónica de respuesta a la emergencia de la Comunidad de Madrid.

Desde el inicio de la pandemia, el Colegio Oficial de Trabajo Social de Madrid puso el Cuerpo de Trabajadores/as Sociales Voluntarios/ (CTSV) a disposición de las administraciones públicas, siendo consciente de la magnitud de la emergencia sociosanitaria que estábamos atravesando, y que podía llegar a colapsar los servicios públicos.

La Comunidad de Madrid, en el marco del Convenio suscrito con el Colegio, activó al Cuerpo de Voluntarios/as del Colegio para colaborar en la puesta en marcha y atención en el teléfono de atención social 911 081 190, que empezó su actividad el 13 de abril para atender la demanda social generada por el COVID19.

Los/as profesionales del CTSV han prestado su colaboración desde el 15 de abril, de lunes a viernes, en cuatro turnos distintos de dos horas máximo cada persona. En total, las trabajadoras sociales han colaborado durante 136 horas y se han atendido más de 1500 llamadas. Han apoyado especialmente el servicio en un segundo nivel, cuando se ha considerado necesaria su colaboración en el apoyo y contención emocional telefónica ante la emergencia y acompañamiento social en situaciones sobrevenidas que requerían de una orientación específica.

El pasado 8 de mayo se dio por concluida la colaboración del CTSV del Colegio, desactivándose esta colaboración en gran emergencia.

Las trabajadoras sociales participantes, procedentes de diferentes ámbitos y con diferentes experiencias profesionales, han evaluado la experiencia como muy satisfactoria.

El Colegio Oficial de Trabajo Social de Madrid agradece de forma expresa el excelente trabajo realizado por todas las trabajadoras sociales del CTSV que han participado en este dispositivo para apoyar ante una situación de emergencia.

Los TS voluntarios del Colegio ya habían actuado previamente en grandes emergencias como los atendados del 11M y el accidente aéreo de 2008. En esta ocasión, la peculiaridad de la crisis del Covid-19 ha supuesto un nuevo reto para poder colaborar de manera telemática y coordinada en todo momento.