La transmisión en vivo a través de plataformas digitales tiene aplicaciones mucho más allá del entretenimiento, incluyendo la teleasistencia, la teleconsulta y el monitoreo en tiempo real, entre muchos otros.

El valor de la interacción en tiempo real

Cada vez más empresas están entendiendo la importancia del uso de la transmisión de contenidos en vivo como parte de las herramientas que les ayudan a crecer en esta era digital. El crecimiento de esta herramienta es tan grande que tan solo el 12 % de las empresas que la utilizan espera que su contenido tenga un valor superior a los cinco mil millones de dólares para el año 2023, incluyendo a redes sociales, plataformas deportivas y proveedores de servicios entre los más destacados.

Más allá de ser un complemento del marketing online que le permite a las empresas interactuar con sus usuarios y mejorar sus servicios con base en la retroalimentación que reciben de ellos, cada vez más industrias están adoptando esta herramienta en conjunto con tecnologías que abren nuevos e innovadores caminos para su uso. El caso concreto de la plataforma Betway y su juego de ruleta es una muestra del potencial de estas tecnologías, ya que el software que se utiliza durante las transmisiones en vivo es capaz de identificar lo que sucede en las imágenes del video y superponerlo en la pantalla para facilitar su lectura.

Una innovación como esta puede ser aplicada en teleconferencias, deportes y espectáculos, entre muchos otros negocios relacionados. Dentro de la medicina, empresas como Ballesol ya ofrecen sistemas de teleconsulta que utilizan video en vivo, permitiéndole a los médicos tener herramientas para la auscultación y el diagnóstico de sus pacientes sin tener que encontrarse en el mismo sitio. Con la llegada de la tecnología 5G, que incrementa de manera exponencial la cantidad y calidad de transmisión de datos vía remota, las aplicaciones de estas consultas a distancia pueden incluso convertirse en telecirugías en conjunto con robots y equipos de alta precisión.

Tecnología, inclusión y servicios sanitarios

Así como informaba la plataforma El día de Soria, durante el encuentro nacional de cuidadores se puso de manifiesto que la tecnología es clave para la transformación de la atención sociosanitaria, ya que gracias a desarrollos como el Internet de las cosas y la inteligencia artificial es posible monitorizar el estado de una persona en tiempo real y ofrecerle una atención mucho más efectiva.

El uso de medios digitales es una prioridad en diversos entornos de la actualidad y uno de ellos es la teleasistencia, que permite que personas mayores o en situación de dependencia puedan recibir servicios adecuados de prevención y detección de incidentes al mismo tiempo que les ayuda a incrementar su autonomía. Además, el desarrollo de herramientas para la inclusión de personas con discapacidad en el plano laboral, incluyendo mesas regulables en altura, impresoras de braille, intérpretes de lengua de signos, o aplicaciones con pictogramas intuitivos.

Finalmente, vale la pena recordar que en la actualidad es común encontrar herramientas que buscan mejorar la productividad de sus usuarios como Trello, Google Docs o Click Up, las cuales están enfocadas a optimizar el control y actualización de información vital para las empresas en tiempo real. Al incluir al video en vivo y a los servicios sanitarios en este modelo de cooperación, médicos y cuidadoras pueden trabajar de manera más efectiva y en tiempo real, ayudándose de equipos como micrófonos y altavoces, registros de presencia y software que les ayude a generar informes sobre el estado físico y la actividad de sus pacientes.

Gracias a la incorporación de nuevas tecnologías al rubro de los servicios sanitarios, en la actualidad es posible mejorar la calidad de vida de millones de personas mediante plataformas digitales y dispositivos tecnológicos que permiten a médicos y cuidadores tener una mejor idea de cómo asistir a sus pacientes y trabajar en conjunto a pesar de la distancia. Aún queda mucho camino por delante en el desarrollo de herramientas físicas y digitales para la atención sociosanitaria, sin embargo, la gran variedad de tecnologías que es posible encontrar en la actualidad abre la puerta a la posibilidad de que estas lleguen pronto a todas las personas que tanto las necesitan.