Llega la nueva generación de los cuidados. Uno de los objetivos de Tunstall es impulsar la transformación de la atención social y sanitaria, con la aplicación de servicios innovadores en el sector combinados con tecnología de última generación. Todo ello, con el fin que las personas puedan gestionar su vida de la forma más saludable e independiente posible.

En un contexto de envejecimiento continuo de la población en nuestro país, el reto de los cuidados es cada vez más exigente, ya que los servicios sociales y sanitarios deben atender cada vez a más personas, con unos recursos limitados.

Tunstall presenta Tunstall Cognitive Care, que contribuye a prestar un modelo de cuidados único y singular, que personaliza la atención de grandes conjuntos de población. Gracias a la obtención de datos relevantes a través de la monitorización de la persona y a su uso posterior, Tunstall Cognitive Care contribuye a predecir eventos adversos o enfermedades e, incluso, evitar que se produzcan. Y así, contribuir a dar respuesta a los principales retos actuales y de futuro del sector social y sanitario.

Monitorización de la salud y el bienestar

Tunstall Cognitive Care permite un modelo de atención perfectamente personalizado a las necesidades específicas de las personas para que puedan vivir con mayor independencia durante más tiempo.

La analítica de datos avanzada y la inteligencia artificial como capa de valor adicional al uso de la tecnología de captación de datos permite, además de monitorizar, identificar y actuar frente a eventos adversos, y predecir en tiempo real si la salud de una persona está empezando a empeorar, riesgos no detectados previamente, a la vez que por la agregación de datos sociosanitarios garantizar una respuesta integrada en el ámbito de la atención social.

Para ello, Tunstall Cognitive Care obtiene datos de diferentes fuentes, como dispositivos biométricos, sensores de movimiento o actividad, dispositivos IOT, wearables y otras fuentes de datos de terceros. Estos datos generan el perfil de dicha persona y los riesgos que afronta. A su vez, le advierte de estos riesgos para que tanto él/ella como su persona cuidadora pueda actuar en consecuencia. Tunstall Cognitive Care es el siguiente paso en la evolución de la tecnología predictiva de la compañía.

Movilización de servicios de emergencia

Gordon Sutherland, CEO del Grupo Tunstall, destaca la capacidad de Tunstall Cognitive Care de reducir las visitas a profesionales médicos, y la movilización de ambulancias, así como los ingresos hospitalarios y la demanda de atención residencial en el territorio. Sutherland añade: “La tecnología nos ofrece la posibilidad de abordar los desafíos a los que se enfrenta la atención sanitaria y social en un momento en el que el envejecimiento de la población y las condiciones crónicas de salud asociadas a ello suponen un reto”.

Y, además, Sutherland destaca: “Los sistemas de monitorización en el hogar, incluidas las alarmas y la teleasistencia, se han usado durante mucho tiempo para mantener a las personas seguras, ya sean mayores, con una discapacidad o con problemas de salud”. El CEO de Tunstall, también ha destacado la importancia de la inteligencia artificial en el sistema y su combinación con la tecnología: “Estos servicios predictivos nos permiten detectar riesgos para cada persona mediante el uso de sensores en el hogar y aplicando la toma de decisiones mediante inteligencia artificial. Un sensor puede detectar si una persona va al baño con mayor frecuencia, o bien si no ha abierto las cortinas… acciones que permiten sugerir una visita o una llamada del doctor o de los servicios sociales”.

Modelo inteligente de cuidados

Tunstall Cognitive Care va un paso más allá, es un modelo inteligente de cuidados. Un sistema que ha partido del éxito en el desarrollo y la aplicación de soluciones de teleasistencia y telemonitorización remota de Tunstall, que han empoderado a muchas personas en el control de su propia salud y bienestar. “Muchos de nosotros queremos vivir el mayor tiempo posible de forma independiente, con la certeza de que contaremos con los cuidados oportunos. Nuestros estudios indican que la teleasistencia proactiva ayuda al 96 % de sus personas usuarias a sentirse más seguras, mientras que el 98% indica que aporta tranquilidad a sus familias”, afirma Gordon Sutherland.