Mejorar la calidad del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD). Con ese objetivo trabajan las Administraciones Públicas ante la realidad de que son muchos los mayores que prefieren permanecer en su domicilio y no instalarse en una residencia. Ahora bien, ¿cómo conseguirlo? En este sentido, la tecnología se ha revelado como un socio fundamental en esta tarea. Aspectos como la coordinación del SAD, la gestión de incidencias o la propia organización del trabajo se pueden mejorar ostensiblemente con un sistema de gestión.

Por ello, cada vez más ayuntamientos y diputaciones se están poniendo en contacto con el equipo de Gesad, el sistema más empleado en España para la gestión del SAD. Gesad les ofrece, en esencia, una herramienta para solucionar las necesidades de los profesionales que trabajan a diario en la Ayuda a Domicilio. Labores que ocupan gran parte del tiempo de los coordinadores del servicio, como la facturación o la gestión documental, las realiza Gesad de forma automática, para que ellos se puedan centrar realmente en su trabajo.

Además, nada se mueve en el SAD de cualquier administración pública sin que se registre en Gesad. Todos los datos de los usuarios están siempre al alcance de un clic y, si surgen incidencias, se gestionan con rapidez. Ya sea por un cambio de auxiliar o de horario, o por la ausencia del propio usuario, Gesad aplica soluciones instantáneas con las que solventar cualquier situación sobrevenida. Por ejemplo, ante el permiso de un trabajador, Gesad recomienda automáticamente a otros que pueden cubrir su ausencia.

 

Otra muestra de la utilidad de este software tiene que ver con la planificación diaria. Con su nueva app, Gesad Mobile, el plan de trabajo de cada día se puede mandar al móvil de cada auxiliar sin que tenga que pasar por la oficina. Esta app permite a coordinador y auxiliar mantenerse en contacto de forma sencilla, ya que el primero puede informar al segundo de todo lo que ocurre en el servicio, y el coordinador puede transmitir al auxiliar cualquier cambio que se produzca en su planificación. Y todo queda debidamente registrado porque la sincronización con el sistema central es automática.

 

Adaptado a las necesidades de los profesionales

Como explica Chema Prados, director de Gesad, esta herramienta «se ha desarrollado solo y exclusivamente pensando en solucionar los problemas y necesidades de los profesionales que trabajan en la atención domiciliaria». Por eso, destaca que «todo lo que se realiza para Gesad se hace pensando en mejorar la calidad del servicio percibido por los usuarios del SAD y la eficacia o productividad de los trabajadores».

Con todo, la principal razón del éxito de Gesad radica en que se adapta a las particularidades de cada administración pública para la que trabaja. Es una solución a medida que escogen ayuntamientos grandes y pequeños, de Barcelona a Chiclana. Por ello, no es casualidad que 1.500 coordinadores y más de 30.000 auxiliares de toda España trabajen a diario con Gesad. Al respecto, Chema Prados resalta que «todas las entidades que trabajan con nosotros lo hacen con la misma aplicación». En la misma línea, subraya que «nuestro árbol de configuración, con más de 1.000 opciones, hace que nuestro sistema se pueda adaptar a la particularidad de cada empresa o administración pública para la que trabaje».

Nuevos clientes, y creciendo

Y la cifra de nuevos clientes sigue creciendo, como ha ocurrido por ejemplo con la Diputación de Sevilla. En esta última, de hecho, el presidente de esta institución, Fernando Rodríguez Villalobos, afirma que con Gesad «la atención a la dependencia en el apartado de la ayuda a domicilio da un salto cualitativo muy importante«. Por su parte, la diputada de Cohesión Social e Igualdad, Rocío Sutil opina que con este software «mejora la comunicación y coordinación entre las empresas proveedoras, los profesionales de los servicios de atención municipales y otros profesionales relacionados con la atención a domicilio».

Desde Gesad, Chema Prados destaca que, con la próxima implantación de esta solución en el Ayuntamiento de Barcelona y la Diputación de Sevilla, «vamos a prestar servicio a unos 30.000 hogares nuevos«. Todo un reto para un sistema que se mantiene centrado en seguir creciendo para ayudar a mejorar la calidad de la ayuda a domicilio.