Vicepresidencia de Derechos Sociales, patronales y sindicatos ratifican el Plan de Choque en Dependencia

Vicepresidencia de Derechos Sociales, patronales y sindicatos ratifican el Plan de Choque en Dependencia

Nos encontramos ante la firma de un acuerdo histórico que mejorará la atención de las personas dependientes y las condiciones laborales de los profesionales. La Vicepresidencia de Derechos Sociales, las patronales CEOE y CEPYME y los sindicatos CCOO y UGT han ratificado el acuerdo alcanzado entre los interlocutores sociales en la Mesa de Diálogo Social en Autonomía Personal y Dependencia para la plena implementación del SAAD. Se trata del Plan de Choque en Dependencia que, con una inyección financiera de 600 millones de euros este año y cantidades similares los dos próximos, pretende reducir la lista de espera, mejorar la atención a las personas dependientes y mejorar las condiciones laborales de los trabajadores.

Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030; Nacho Álvarez, secretario de Estado de Derechos Sociales; Gerardo Cuerva, presidente de CEPYME y vicepresidente de la CEOE; Unai Sordo, secretario general de CCOO; y Pepe Álvarez, secretario general de UGT han sido los responsables de firmar el acuerdo que da luz verde a una reivindicación histórica del sector de atención sociosanitaria: la mejora del Sistema de Dependencia.

Todos ellos han destacado la importancia del acuerdo alcanzado basado en el diálogo y el consenso, con el fin de mejorar la calidad de vida de las personas mayores y en situación de dependencia.

Punto partida para revertir los recortes

El vicepresidente Pablo Iglesias ha iniciado su intervención agradeciendo las aportaciones y compromiso para sellar el Plan de Choque en Dependencia, “que ha normalizado los acuerdos entre Estado, sindicatos y patronales”. E hizo hincapié en tres cuestiones:

  1. “Este acuerdo repara una injusticia y da la vuelta a la manera de gestionar la crisis recortando derechos mediante políticas de austeridad que, además, se han demostrado ineficaces”, ha señalado Iglesias. La Ley de Dependencia fue un hito histórico, con más de un millón de beneficiarios a día de hoy, pero su desarrollo sufrió una paralización en 2012: “El Estado dejó de aportar más de 400 millones de euros, se recortaron horas de atención, compatibilidades, etc. Como consecuencia, hoy más de 230.000 personas no reciben atención y existe una precarización de las condiciones laborales de los trabajadores”. Por eso, ha explicado que el Plan de Choque es el punto partida para revertir esos recortes, aumentando la financiación en 600 millones de euros este año a través de los PGE y el impulso de incrementos similares en 2022 y 2023.
  2. “El consenso alcanzado es una gran noticia”, ha subrayado. Después de varios meses, Vicepresidencia, patronales y sindicatos han llegado a un acuerdo sobre las políticas a desarrollar para atender a las personas dependientes y mejorar las condiciones labores de los profesionales. “Hemos debatido el Plan de Choque, lo que ha permitido incorporar mejorar sustanciales para constatar que la calidad de atención solo se lograr con unas condiciones laborales adecuadas”, ha apuntado.
  3. Finalmente, Pablo Iglesias ha señalado que este Plan de Choque viene a dar cumplimiento a los compromisos del acuerdo del Gobierno de coalición y se enmarca en uno de los principales objetivos marcados hace algo más de un año al asumir la Vicepresidencia de Derechos Sociales y Agenda 2030: “El desarrollo del cuarto pilar del estado del bienestar y el refuerzo de las políticas de cuidados. Para ello, junto al plan de Choque contamos con un conjunto de Inversiones que ascenderá 3.500 millones de euros entre 2021 y 2023, de los que más de 900 millones se van a invertir este año”.

Mejorar en el Sistema de Dependencia

Por su parte, el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, ha destacado que en un año difícil y duro para la sociedad, surgió la constatación de la importancia que tiene el Sistema de Dependencia. “Ese fue el motivo de que nos embarcásemos en julio de 2020 en una negociación difícil y costosa, en tiempo y esfuerzo. Pero el barco llega hoy a buen puerto, gracias al esfuerzo de las organizaciones sindicales y empresariales para refrendar la propuesta del Gobierno y aportar modificaciones sustanciales que han mejorado el texto inicial. El Plan de Choque es política con mayúscula en un contexto con mucho ruido político”, ha destacado.

Asimismo, Álvarez ha reconocido que el Sistema de Dependencia necesitaba un impulso y el Plan de Choque, que se desarrollará en tres años, viene a mejorar la calidad de vida de muchas personas: “Este mismo año se incorporán 600 millones de euros y otros 700 de los fondos europeos, que van a permitir reducir las listas espera, mejorar las condiciones laborales de los trabajadores y mejorar también los servicios y prestaciones”. En este sentido, el secretario de Estado ha apuntado también que se mejorará el nivel mínimo y acordado, la teleasistencia se convertirá en un derecho subjetivo, se impulsará la figura del asistente personal y se mejorará la compatibilización de los servicios y prestaciones.

Importancia de la colaboración público privada

Como representante empresarial de CEOE y Cepyme, Gerardo Cuerva ha destacado que “el marco del diálogo social ha dado sus frutos. En los momentos más complicados es cuando se ven las carencias. Por eso, podemos estar orgullosos del trabajo realizado y su resultado, que mejora la calidad de vida de las personas dependientes”.

Asimismo, ha subrayado la importancia de la colaboración público privada y ha puesto en valor al sector privado, “por su eficiencia y rigor. La empresa es generadora de recursos”. En este punto, ha hecho referencia a los países del norte de Europa, “donde se protege a la empresa. Soy un fiel convencido de los logros que se obtienen con economía potente y un sistema productivo que potencia a la empresa”.

Finalmente, Cuerva se ha referido al sector de atención a la dependencia sobre el que ha afirmado: “Ha estado a la altura de las circunstancias”.

Mejora de las condiciones profesionales

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha destacado que “hoy es un día para felicitarnos todos y reconocer el trabajo realizado en los últimos meses”. Y ha apuntado que el Plan de Choque en Dependencia tiene elementos declarativos, “pero también es un compromiso para el impulso del Sistema de Dependencia”. Asimismo, ha recordado que uno de los retos que tiene un país como España es hacer frente al reto demográfico y a la multiplicidad de situaciones de dependencia.

Desde que se aprobó la Ley de Dependencia han pasado 15 años, en los que la sociedad ha cambiado. “Ha llegado el momento de impulsar y reforzar el Sistema de Dependencia”, ha asegurado Sordo. En este sentido, apuesta por la necesidad de hacer una evaluación sobre cómo está funcionando el Sistema desde varios parámetros y el impacto de género. “También debemos hablar de financiación, que debe someterse a una sustancial y cuantitativa mejora. Ahora el Sistema está infrafinanciado por parte de la Administración General del Estado”, ha subrayado. Por eso, Sordo ha aplaudido el compromiso presupuestario recogido por el Plan de Choque que, en su opinión, tiene dos objetivos fundamentales:

  1. Mejorar la calidad de los servicios profesionales y su extensión, reduciendo las listas de espera y avanzando en derechos subjetivos como la teleasistencia.
  2. Mejorar de las condiciones laborales de los trabajadores con mejores salarios, ajustando las ratios, cumpliendo el convenio colectivo, apostando por la capacitación y cualificación de los profesionales, etc. La femenización de los cuidados, que impacta en el desarrollo profesional de las mujeres, es otra cuestión a valorar y tener presente.

“La pandemia nos ha enseñado la importancia de los servicios públicos y las políticas de los cuidados”, ha concluido Unai Sordo.

En la misma línea, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha puesto en valor el acuerdo social y con los interlocutores, y ha destacado que “pocas veces tenemos la oportunidad de firmar un acuerdo con tanta satisfacción, en cuyo contenido nos vemos reflejados. Se trata de un acuerdo ambicioso y amplio, que va a permitir abordar el Sistema de Dependencia con recursos para que pueda convertirse en un instrumento de protección a las personas con necesidades de atención”. Asimismo, en su opinión, este acuerdo va a permitir mirar los cuidados a las personas dependencias desde una perspectiva global “y podremos anticiparnos a los problemas que puedan surgir durante su puesta en marcha”.

En este sentido, Álvarez ha señalado la necesidad de mejorar las prestaciones y acabar con las listas de espera “y este acuerdo da las bases para hacerlo”. Además, ha destacado dos cuestiones importantes a desarrollar:

  1. Mejorar las condiciones laborales de las personas que trabaja en las residencias, centros de día o en la atención domiciliaria.
  2. Profesionalizar los servicios y prestaciones, contando con un mayor control público para garantizar que se cumple con las condiciones de calidad asistencial.

Acuerdo Agentes Sociales Dependencia