Asispa al día




ASISPA realiza un estudio de Conciliación de la vida laboral y el cuidado de mayores dependientes en colaboración con el Departamento de Psicología de la UCM


Lunes, 29 de Febrero 2016


ASISPA realiza un estudio de Conciliación de la vida laboral y el cuidado de mayores dependientes en colaboración con el Departamento de Psicología de la UCM
Los resultados de este estudio confirman que los cuidadores/as trabajadores/as no se encuentran emocionalmente más afectados por la duplicidad de roles a los que se ven expuestos, inclinándose hacia la hipótesis de la Teoría del enriquecimiento o Expansión de recursos (Marks, 1977; Sieber, 1974).

La situación laboral per se de los cuidadores/as  no afecta significativamente su estado emocional y a plantear si la repercusión que está situación puede tener en su estado emocional estará mediada por la valoración o interpretación que realice de su situación personal.

En el estudio también se demuestra la satisfacción laboral y la vivencia de situaciones positivas en el trabajo asociadas con un mejor estado emocional, lo cual es un indicador claro de bienestar general.

La satisfacción laboral puede servir de amortiguador de los efectos negativos que pueden surgir en el cuidador/a por las demandas del cuidado. El enriquecimiento que se produce por este binomio puede contribuir a mejorar la satisfacción del rol de cuidador/a y a un aumento de actitudes positivas hacia el trabajo.  Un cuidador/a que se siente altamente motivado tras un día de trabajo, probablemente responderá de forma positiva para atender al mayor dependiente.

Conocer los efectos que puede tener en el cuidador/a la duplicidad de roles al experimentar conflictos en el trabajo y el cuidado, permitirá elaborar estrategias de intervención concretas que ayuden a aminorar los efectos negativos que se pueden producir y los factores de riesgo asociados a ellos. Las intervenciones deben producirse en dos niveles: individual y organizacional. A nivel organizacional, es necesario el diseño de políticas institucionales de conciliación que faciliten acuerdos laborables más flexibles y que aumenten los accesos a recursos formales.