Durante los meses más duros de la pandemia, las empresas del sector de atención a las personas mayores y en situación de dependencia han demostrado una increíble capacidad de adaptación para afrontar una situación de emergencia sociosanitaria totalmente inesperada e imprevista. La sociedad en su conjunto se vio sobrepasada y las empresas de equipamiento y mobiliario tuvieron que hacer un sobreesfuerzo para responder a las urgentes necesidades planteadas por los centros residenciales. Tras la experiencia vivida, algunos de los principales proveedores que operan en el mercado español, exponen en este reportaje cómo vivieron la crisis provocada por el coronavirus, de qué manera contribuyeron a paliarla y los retos de futuro a los que se enfrentan.

La crisis sanitaria provocada por el coronavirus ha afectado de manera especial al sector de personas mayores y en situación de dependencia, que ha tenido que adaptarse a las nuevas demandas sociosanitarias de las personas a las que atienden.

Ya no se trata solo de aunar diseño moderno y hogareño para lograr espacios adaptados a las necesidades de las personas mayores. Los fabricantes y proveedores de equipamiento y mobiliario tienen ante sí el reto de incorporar, aún más, la seguridad a sus diseños.

Los profesionales encuentran en el equipamiento y mobiliario un gran aliado para desarrollar su trabajo en las mejores condiciones posibles. Asimismo, los residentes buscan un centro que garantice su seguridad y comodidad, generando ambientes cálidos y accesibles, que faciliten su bienestar físico y emocional.

Conozcamos la experiencia y las buenas prácticas y/o productos novedosos de los principales operadores del país en equipamiento y mobiliario.

El Corte Inglés amplía la gama de productos y el catálogo web, y optimiza la cadena de suministro

El Corte Inglés aporta soluciones profesionales en los sectores Sanitario, Hostelería, Empresas y Educación. “Disponemos de técnicos especialistas en cada gama de producto y servicio que ofrecemos a nuestros clientes, así como un departamento de interiorismo propio que aporta un valor añadido a nuestras ofertas”, explica el responsable de Desarrollo de Negocio Sanidad de El Corte Inglés, Mario Alberto Delgado. Esta estructura les permite afrontar el proyecto, tanto obras de reforma y rehabilitación como equipamientos integrales llave en mano, “facilitando a los clientes un único interlocutor y garantizando así la calidad y el cumplimiento de los plazos de ejecución establecidos”.

Actualmente, el Corte Inglés desarrolla su actividad en todo el ámbito geográfico nacional y, además, está implantado en Latinoamérica, con oficinas en Perú y Panamá.

Delgado señala que, antes de la pandemia, ya disponían de un equipo de especialistas en equipamiento y soluciones para el sector sanitario que, a raíz de la crisis, intensificó su actividad para poder seguir atendiendo las necesidades de los clientes, buscando las mejores soluciones y cumpliendo unos plazos de entrega que se convirtieron en el elemento crítico en los momentos más duros.

“Ampliar nuestra gama de productos, optimizar nuestra cadena de suministro y ampliar nuestro catálogo web, fueron algunas de las medidas más relevantes y que, a día de hoy, siguen implantadas en nuestra organización”, subraya Delgado.

Tras el impacto de la pandemia, este experto asegura que el sector sanitario se enfrenta a una serie de retos estructurales, de gestión y de adaptación a la nueva realidad. “Como especialistas en el sector, debemos acompañar esos cambios adaptando nuestro modelo de negocio a las necesidades de nuestros clientes”, apunta.

Durante los últimos meses, los profesionales de El Corte Inglés han continuado con su actividad, prestando servicio y colaborando con los principales agentes del sector, tanto en el ámbito privado como público. En este sentido, Delgado destaca la colaboración, en los momentos más duros de la pandemia, “con Médicos sin Fronteras en Madrid o, más recientemente, con el equipamiento del Hospital Enfermera Isabel Zendal”.

Objetivos de Gerialine: mantener el nivel de eficiencia y seguir dando un gran servicio

Gerialine Solutions es una empresa aragonesa dedicada exclusivamente al sector asistencial: diseña, fabrica y distribuye sistemas de descanso. Sus productos son camas articuladas eléctricas, con funcionalidades y características diversas, orientadas a la ortopedia, centros residenciales o asistenciales, personas dependientes, atención domiciliaria, etc. También fabrica colchonería y otros accesorios. Dentro de su gama, dispone de camas con elevación especificas para personas con alzhéimer o grandes pesos.

Indudablemente, 2020 fue un año muy complicado para todos. “Tuvimos que reestructurarnos en tiempo record para ser capaces de producir y servir todos los productos (camas y colchones) que nos demandaron. Lamentablemente, no pudimos aceptar todos los pedidos que nos solicitaron. El abastecimiento de materiales, a través de nuestros proveedores nacionales e internacionales, fue muy complicado y se convirtió en un problema grave. Aún así, supimos adaptarnos y cumplir satisfactoriamente con los pedidos que pudimos atender”, recuerda el director gerente de Gerialine, Gonzalo García Murillo.

Suministraron material para residencias, hospitales e instalaciones temporales, sobre todo en Zaragoza, Madrid y Barcelona. “En ese tiempo, todo nuestro personal realizó un gran esfuerzo”, reconoce García Murillo. Por todo lo expuesto, hace un buen balance: “Cumplimos con nuestra misión y tenemos la certeza de que nuestros clientes quedaron satisfechos con nuestro servicio”.

Tras la experiencia vivida, los objetivos de Gerialine para este año son mantener el nivel de eficiencia, seguir dando un gran servicio y esperar que, a corto plazo, la situación se normalice. “Este 2021 está siendo muy convulso, hay gran incertidumbre a la que se suma un incremento excesivo de los costes de componentes, materias primas y transportes. Esto afecta a nuestros productos y a nuestros clientes, y será un reto minimizar este efecto”, señala García Murillo.

Si bien el mercado al que Gerialine se dirige no admite grandes novedades, ya que la tipología de producto es muy estática en el tiempo, su director gerente asegura que, aún así, uno de los productos que más éxito ha tenido y cuya demanda se ha multiplicado es el modelo Fondo. “Se trata de una cama ultrabaja, también llamada Cota 0, que alcanza una altura mínima de siete centímetros y está pensada para usuarios con alzhéimer. Gerialine es una de las principales empresas españolas del sector y trabajaremos en afianzar nuestra marca”, concluye.

ND asegura que el sector, poco a poco, “ha ido retomando todo y los proyectos se han reiniciado”

ND Mobiliario y Equipamiento Integral es una empresa que se dedica, principalmente, a la fabricación de mobiliario sociosanitario. “Desde hace más de 25 años diseñamos y fabricamos mobiliario y equipamiento enfocado a residencias de personas mayores, centros sociosanitarios, centros de día, clínicas, hospitales… Nuestra capacidad y experiencia también nos ha llevado a que estos últimos años desarrollemos proyectos de equipamiento integral llave en mano”, explica el director general de ND, José Antonio Díaz.

Durante los meses más duros de la pandemia, este experto recuerda que, la gran mayoría de los centros frenaron mucho la inversión. “Entonces, muchos proyectos quedaron aparcados. Poco a poco, se ha ido retomando todo y los proyectos se han reiniciado”, detalla.

Como retos de futuro, ND se plantea “seguir nuestra apuesta firme de expansión en mercados europeos y en el mercado nacional. Esperamos ir cerrando varios proyectos en los que llevamos tiempo trabajando y desarrollar nuevos productos. Y respecto a los productos que ya tenemos, incorporar nuevas funcionalidades y/o prestaciones”.

En este sentido, Díaz señala que la compañía sigue incorporando novedades a la gama de sillones de descanso Coral “y desarrollamos nuevas funciones y prestaciones a nuestra cama asistencial Nova como puede ser, por ejemplo, el nuevo sistema de barandillas divididas”.

Pardo mantendrá su capacidad de adaptación “para resolver situaciones difíciles y dar soluciones a todos los clientes”

Con más de 50 años de experiencia, Pardo es una compañía internacional que fabrica soluciones de descanso articulado y equipamiento hospitalario y geriátrico, siendo proveedor de soluciones en habitaciones inteligentes para hospitales y residencias geriátricas. “Nuestra producción es moderna, flexible y avanzada, ya que está basada en los principios de eficiencia. Esto significa que podemos personalizar nuestra producción muy rápida y efectivamente para satisfacer las necesidades del cliente”, explica el director general de Pardo, Daniel Álvarez.

Desde el estallido de la primera ola epidémica, Pardo comenzó a trabajar al 120 % de su capacidad de producción, con cinco turnos de trabajo. “Los turnos y condiciones de trabajo se organizaron siempre para salvaguardar la salud y seguridad de todos los empleados, respetando las normas de las autoridades sanitarias y asegurando la continuidad en la fabricación. Esta situación también obligó a instalar nuevos puestos de montaje y capacitar al personal de otras secciones, además de nuevas contrataciones”, señala Álvarez.

Pardo suministró equipos a 14 de las 17 comunidades autónomas para más de 70 hospitales. Destacan los de Valencia, Madrid, Aragón y Cataluña. También participó en el equipamiento de siete hospitales de campaña: Ifema, Valencia, Zaragoza, Alicante, Pamplona y dos en Cataluña. Además, Pardo ayudó a las residencias de mayores, públicas y privadas, en todo lo que como clientes demandaban.

A nivel internacional, exportaron camas Pardo a 30 países, entre los que destacan los pedidos del Reino Unido, con entregas a Manchester, Leicester o Jersey; Estados Unidos; Israel y Polonia. En Latinoamérica, sus principales destinos fueron Argentina, Chile, Uruguay y México.

Pensando en el futuro, Álvarez asegura que Pardo seguirá trabajando en el desarrollo de nuevos productos, que faciliten la asistencia sociosanitaria. En hospitalaria, camas de sencillo manejo con funciones integradas para facilitar la labor del personal sanitario y del paciente. Y en geriatría, camas que faciliten la accesibilidad del paciente, con su cota de altura mínima cada vez más baja y tendiendo a nulas retenciones. “Otro de nuestros retos es consolidar cuota en el mercado nacional y seguir creciendo en el internacional, hasta alcanzar el 50 % de la venta”, añade Álvarez.

Respecto a las novedades, el director general de Pardo destaca el éxito de lanzamiento de la cama Bora y Bora Med, tanto para el área de geriatría como para la hospitalaria, así como una nueva línea de sillones asistenciales. Se trata de un producto robusto, personalizable, de cota baja y amigable, con las más altas prestaciones para las terapias necesarias.

Tecnimoem está desarrollando nuevos proyectos. Para ello, realiza mejoras continuas y una constante inversión en I+D+I

Tecnimoem dedica su actividad al diseño, fabricación y venta de productos geriátricos, ortopédicos y hospitalarios, destinados a mejorar la calidad de vida y a cubir las necesidades de los usuarios. La empresa pone todo su esfuerzo en la innovación, incorporando en el proceso de fabricación los mejores materiales del mercado con un diseño y acabados perfectos que, tal y como explican desde la compañía, “superan todas las normas de calidad y marcan la diferencia, lo que nos hace ser la elección de los clientes”.

La empresa se adapta a las necesidades del mercado, y debido a la situación provocada por el COVID-19, Tecnimoem centró gran parte de su producción en equipamientos para hospitales, hospitales de campaña y residencias de personas mayores. Con un gran esfuerzo humano, consiguieron aumentar su capacidad de trabajo para contribuir a superar, cuanto antes, la crisis sanitaria que sufrió la sociedad. 

Actualmente, Tecnimoem está desarrollando nuevos proyectos. Para ello, realiza mejoras continuas y una constante inversión en I+D+I. “Vivimos un continuo crecimiento nacional e internacional, teniendo una evolución positiva incrementando cada año nuestra cifra de resultados”, concluyen desde la compañía.

Unidix Care: “Debemos adaptarnos a los cambios, pero sin renunciar a nuestra esencia: la calidad de servicio”

Unidix Care acompaña a los clientes en su día a día y en su evolución, a través de proyectos personalizados de suministro. “Damos cobertura desde el material sanitario pasando por ayudas técnicas hasta el equipamiento integral”, explica la directora de Unidix Care, Teresa Cibanal.

Durante la pandemia, su prioridad era mantener los compromisos con los clientes habituales y conseguir los productos que necesitaban para que pudieran mantenerse operativos: EPI, mesitas auxiliares para comer dentro de las habitaciones debido a la imposibilidad de acudir a zonas comunes, material médico extra por necesidades de los residentes enfermos de COVID que se mantenían en las residencias, etc.

“Además, recibíamos solicitud de clientes nuevos que no encontraban producto en sus suministradores habituales. Siempre intentamos ayudar en todo lo posible. Pero, en muchas ocasiones, la barrera estaba en que llegara el producto a España y rápidamente. La capacidad de producción de los fabricantes no era suficiente”, detalla Cibanal. Además, recuerda que el intrusismo en las importaciones afectó aún más los precios “y el incumpliendo de acuerdos por parte de fabricantes se convirtió en una realidad”.

En este contexto, Unidix Care, que forma parte del Grupo Unidix, tiene una amplia capacidad de importación, “pero la necesidad de producto también era muy grande, ya que suministramos a hospitales y clínicas, además de residencias. Fue un trabajo duro en el que nos volcamos todos. Trabajamos de forma muy coordinada, desde el compromiso no solo empresarial sino social que nos mantenía al máximo nivel de rendimiento”.

Esta situación ha provocado que, en opinión de Cibanal, todo esté cambiando. “Debemos adaptarnos a esos cambios, pero sin renunciar a nuestra esencia: la calidad de servicio. Lamentablemente, durante estos meses la calidad no siempre ha sido la premisa principal en el momento de las compras. Pero Unidix Care se ha caracterizado siempre por sus estándares de calidad. La pandemia ha puesto de manifiesto que, aunque mucha gente puede suministrar, muy pocos pueden hacerlo con garantías”, subraya.

Actualmente, la compañía tiene más de 7.000 referencias en base de datos y más de 2.000 con stock constante, además de marca propia Unidix en productos sanitarios de calidad. “Nuestro mayor éxito son clientes fidelizados que mantienen su confianza, porque cumplimos con nuestros compromisos”, concluye Cibanal.