Un servicio de lavandería para cada residencia

Un servicio de lavandería para cada residencia

La lavandería es un servicio imprescindible en los centros residenciales, que tiene como objetivo garantizar la limpieza y desinfección de todo el material textil: sábanas, mantas, colchas, toallas, mantelería, etc. Pero también es necesario para la higiene y mantenimiento de las prendas personales de los residentes. Por otra parte, un buen servicio de lavandería debe abarcar todo el proceso de limpieza: lavado, secado, planchado y distribución. Ahora bien, cada centro tiene unas necesidades específicas diferentes y, por consiguiente, cada solución también debe serlo.

Un servicio de lavandería, por tanto, debe integrar soluciones innovadoras, eficientes, rentables y respetuosas con el medio ambiente, lo que repercute directamente en el bienestar y la calidad de vida de los residentes.

Cada centro residencial gestiona el servicio de lavandería en función de sus necesidades, pero también de sus posibilidades. Hay centros que externalizan el servicio y otros que tienen lavandería propia e incluso los hay que cuentan con una lavandería compartida entre varios centros u hospitales. Esto último pasa, sobre todo, en grandes hospitales que forman parte de consorcios hospitalarios.

En Girbau trabajamos siempre para potenciar que cada centro pueda tener su propia lavandería interna ya que, a la larga, permite llevar un mayor control de las tareas de limpieza y desinfección. Además, permite agilizar todo lo relacionado con el proceso de lavandería”, explica el regional business director de Europe, Middle East and Africa de Girbau, Paulo Barreira. No obstante, reconoce que cada residencia, hospital o clínica tiene sus propias limitaciones de espacio “y puede que no siempre sea posible dedicar una zona a la lavandería”.

Por la especial vulnerabilidad de sus usuarios, en las residencias de personas mayores y centros sanitarios garantizar la higiene es una cuestión de vital importancia. En este sentido, Barreira expone que dependiendo del tamaño del hospital, clínica o residencia, hay distintos equipos que se pueden ajustarse a la necesidad de cada centro, como los túneles de lavado de tipo hospitalario o las lavadoras y secadoras con barrera sanitaria. “También hay que tener en cuenta que estos equipos sean versátiles y fiables y que miren, al mismo tiempo, el consumo de agua, energía y recursos”, añade.

Además, la pandemia ha elevado la necesidad de diseñar y garantizar entornos seguros a la categoría de imprescindible. En este sentido, Barreira señala que “somos más conscientes que nunca de que a través de la correcta eliminación de virus podemos contribuir a frenar la pandemia y a evitar, por ejemplo, un brote en una residencia de mayores. A la hora de preparar todos los procedimientos de lavandería hay que replantearse los protocolos, tanto en lo que a la definición de los espacios se refiere como de los propios procesos de lavado y secado”.

Teniendo en cuenta estas premisas, Barreira destaca que en Girbau “trabajamos para ofrecer soluciones de lavandería especializadas para cada segmento de la industria de la salud, que se adaptan a las necesidades específicas de nuestros clientes, como la producción o el espacio”. Los sistemas de lavado, secado, manipulación de ropa y planchado de Girbau están pensados para conseguir los estándares más altos en reducción de costes y de mano de obra. Pero también para lograr la mayor productividad, programabilidad y durabilidad posible. “Prueba de ello es nuestro Sistema G, una solución de lavandería creada por Girbau que está diseñada, exclusivamente, para las necesidades de los centros de mayores. Este sistema permite combinar productos y servicios específicos para cada centro: maquinaria, diseño de lavandería y un paquete de servicios especiales que solucionan la implantación de lavanderías internas en los centros. De esta forma, se crean espacios de lavandería higiénicos, con circuitos de uso delimitados y con pautas de trabajo que permiten a cualquier operario trabajar en la planta”, subraya el experto.

En el ámbito sanitario, la higiene no es solo un requisito imprescindible, sino también un imperativo legal. Por eso, Girbau cuenta con una amplia gama de equipamiento especialmente diseñado para hospitales, clínicas y todo tipo de establecimientos sanitarios, que cumplen con los más estrictos reglamentos y normas higiénicas. En este sentido, las características constructivas y el diseño de las lavadoras con barrera sanitaria de la gama BW de Girbau garantizan la separación total de la ropa sucia y de la ropa limpia. La ropa sucia se carga por la puerta delantera y la ropa limpia se descarga por la parte posterior, lo que permite respetar al máximo el flujo de la circulación de la ropa siempre hacia delante, evitando riesgos de contaminación de la ropa limpia. “Además, estos equipos aseguran un excelente proceso de lavado higiénico, mediante la ejecución exacta de los parámetros programados como tiempo, temperatura o dosificación de productos químicos. Junto a esta precisión, un buen bateo de las palas genera una acción mecánica que asegura el máximo desprendimiento de la suciedad”, matiza Barreira.

En lo que a túneles de lavado se refiere, el sistema de lavado TBS-HYGIEN de Girbau, compuesto por un sistema de carga, un túnel de lavado, una prensa extractora y un sistema de secado, incluye todo el equipamiento que requiere el lavado en continuo, “con las ventajas de sincronización, programación y gestión al trabajar con equipamiento de un único proveedor”. Este túnel puede configurar cada módulo de manera independiente con lo que cada unidad puede trabajar como si fuera una máquina completamente autónoma al resto. Además, incluye la posibilidad de trabajar con baños, colores o productos químicos distintos, simultáneamente dentro del túnel. De esta manera, está indicado especialmente para el lavado de ropa de uniforme que presenta elevados niveles de suciedad y colores distintos.

Desde que estalló la pandemia, Girbau ha presentado soluciones específicas e innovadoras pensadas, exclusivamente, para hacer frente al Covid-19. “Prueba de ello es nuestra pionera solución DMP (Disinfection Monitoring Package) o el acuerdo con la compañía suiza HeiQ, que nos ha permitido empezar a ofrecer a nuestros clientes HeiQ Viroblock NPJ03, una de las primeras tecnologías textiles del mundo antiviral y antimicrobiana que ha demostrado su eficacia contra el SARS-CoV-2. Está pensada para los servicios de lavandería industrial de los sectores sanitario, hostelero y alimentario”, detalla Barreira.

No obstante, este experto desvela que la novedad más esperada de este año ha sido la presentación de la nueva gama de lavadoras inteligentes Genius de Girbau, que cuentan, en todos los equipos de la gama y sin necesidad de añadir ningún dispositivo extra, con las opciones de conectividad e inteligencia de última generación y la tecnología más avanzada. “Esta nueva gama permite, además, un ahorro importante de agua, que tiene en cuenta una mejor gestión del detergente, proporcionando un trato exquisito a la ropa y una efectividad contra los patógenos. También destaca por las altas revoluciones del centrifugado, superior a gamas anteriores y de otras del mercado, que hace que la ropa salga más seca y, por lo tanto, se ahorra tiempo (y energía) en la secadora”, explica Barreira.

Otra de las novedades que Girbau ha presentado este año es la nueva planchadora Compact Pro, que permite integrar, en una sola unidad y con una velocidad de hasta 25 metros por minuto, cinco funciones distintas: introducir, secar, planchar, plegar y apilar. “Todo en tan solo 20 metros cuadrados”, apunta.

 El uso constante de los equipos tiene que mantener el equilibrio entre rendimiento eficiente y producción sostenible, “porque el ahorro y la sostenibilidad juegan un papel fundamental, tanto para preservar un mundo mejor como para la viabilidad de cualquier negocio”, detalla Barrerira. Por eso, en Girbau fabrican lavadoras que consumen menos recursos naturales y energéticos, que contaminan menos y que tienen un menor impacto en la emisión de CO2. “Los equipos de Girbau cuentan con soluciones como el sistema Aqua Fall que permite, con un nivel mínimo de agua y con la recirculación a través de las palas perforadas, crear un efecto cascada que aumenta la acción de lavado y reduce el tiempo de ciclo y el uso de agua. También está Aqua Mixer, un mezclador de agua fría y caliente, procedente de un calentador externo, que permite ahorrar energía y tiempo”, concluye Barreira.

Garantizar los estándares de higiene y desinfección

La responsable de varios sectores y de la cartera de productos de lavandería de Diversey, Mónica Peña, destaca que las principales necesidades del servicio de lavandería de los centros sociosanitarios son conseguir la limpieza y desinfección de toda la ropa (toallas, sábanas, material de quirófano, batas, ropa del personal y de los pacientes), mantener la calidad de los tejidos y alargar su vida útil. “Para ello, es muy importante hacer una correcta recogida y clasificación antes y después de cada lavado, realizar el secado y planchado y, finalmente, el empaquetado”, explica.

En su experta opinión, a pesar de haber vivido la pandemia, las necesidades siguen siendo las mismas, “pero se da más importancia a garantizar los estándares de higiene y desinfección. Es decir, en cada programa de lavado debemos cumplir los tiempos de cada fase, las temperaturas y las dosis que se precisan según el tipo de prenda a lavar”. Otro punto a destacar, apunta Peña, es que tras la pandemia “se ha precisado buscar soluciones que aumentaran la vida útil de ropa, como las batas impermeables de quirófano, debido al incremento de su uso”. Para ello, han desarrollado soluciones sin dañar las propiedades de la prenda.

De esta manera, Diversey ofrece soluciones completas para el lavado y cuidado de la ropa, tanto para residencias como para hospitales. “Adaptamos nuestros productos a las necesidades de cada cliente y al tipo de tejido a lavar mediante programas específicos. Nuestros productos en líquido o polvo, se dosifican con equipos dosificadores que suministran las dosis de manera consistente en cada lavado”, detalla Peña.

Respecto al detergente, suavizante o producto de lavandería que debe usarse para limpiar sin estropear las prendas, esta experta asegura que la combinación de productos a utilizar en la lavandería debe hacerse teniendo en cuenta la prenda o tejido a lavar, la temperatura máxima que resiste y los colores.

La limpieza en seco puede ser una  alternativa viable cuando las prendas no pueden ser sumergidas en agua porque se deterioran, deforman, encogen o alteran sus colores. “Se han desarrollado productos que son compatibles para el lavado de microfibras repelentes al agua y adecuadas para el lavado de ropa de quirófano”, detalla.

En cuanto a las propuestas o novedades en 2022, Peña destaca dos nuevas gamas de productos Diversey:

  • Clax Eco, productos con certificación ecológica, “resultado de nuestro compromiso global para conseguir soluciones eficientes, seguras y sostenibles”.
  • Clax SafePack, productos en bag in box de 10 litros. Se trata de un sistema seguro, fácil de usar y con el menor impacto ambiental.

“Además de nuestro Sistema IntelliLinen que monitoriza y controla en remoto cada proceso de lavado y avisa, las 24 horas los 7 días de la semana, si detecta alguna desviación en cuanto al consumo de producto, consumo de agua o de energía o alguna deficiencia en el lavado”, concluye.

Eficiencia energética

Respecto a las principales necesidades de los centros sociosanitarios para un adecuado servicio de lavandería, el CEO de Sanikey, Ricardo Siges, indica que es vital asegurar los estocajes necesarios. “Además, es fundamental integrarse en la cadena de valor y, más en concreto, con la coordinación del servicio”, explica. Siges también asegura que “empezamos a percibir mucho más interés en materia de Responsabilidad Social Corporativa (RSC). “Por ello, estamos llegando a más clientes con productos Eco-Diseñados y Ecolabel”, apunta.

No obstante, este experto asegura que las necesidades de los centros sociosanitarios han cambiado tras la pandemia, algo generalizado en todos los sectores. “La pandemia ha acelerado más los cambios que se venían vislumbrando como, por ejemplo, la apuesta por reducir los residuos, por mejorar la eficiencia energética del lavado y por ser capaces de ofrecer más datos a nuestros clientes. Es cierto que la desinfección también ha sido un tema que ha preocupado”, explica Siges.

Los productos que ofrece Sanikey están relacionados con la higiene profesional, pero con algún atributo medioambiental positivo. “Las familias de productos que trabajamos más intensamente son detergentes, desinfectantes, limpiadores, celulosas, bolsas, utensilios, equipamiento, higiene personal”, detalla.

Centrándose en los productos de lavandería, Siges explica que el detergente debe permitir el lavado eficaz a bajas temperaturas, reduciendo el coste del proceso. Además, debe de ser un producto que trabaje con PHs neutros y con acción inhibidora sobre las bacterias. Por último, debe estar fabricado libre de fosfatos y con productos 100 % biodegradables. De ese modo, señala este experto, se alarga la vida de las prendas y se incrementa la seguridad de los usuarios.

“En 2022 estrenamos plataforma online de gestión de recursos compartida con nuestros clientes, y ponemos en marcha un sistema de control de almacenes remoto para conocer en tiempo real las necesidades de nuestros clientes”, informa el CEO de Sanikey.