Atenzia refuerza su plan de seguimiento a usuarios de teleasistencia

Atenzia refuerza su plan de seguimiento a usuarios de teleasistencia ante la ola de frío

Atenzia refuerza su plan de seguimiento a usuarios de teleasistencia ante la ola de frío. En estos días ya ha hecho un total de 8.300 llamadas.

Este refuerzo del plan de seguimiento a usuarios de teleasistencia, con un aumento significativo de las llamadas de desde su Centro de Atención del servicio de teleasistencia, ha permitido a Atenzia identificar a personas con problemas de abastecimiento, tanto de comida como de medicación, y acompañar a aquellas personas usuarias de teleasistencia que, debido a la situación meteorológica, se quedaron aisladas.

Este refuerzo del plan de llamadas de seguimiento de Atenzia tiene un doble objetivo. El primero de ellos, estar al lado de las personas usuarias, especialmente aquellas que viven solas o en situación de vulnerabilidad. También pretende servir de apoyo a los servicios sanitarios.

Recomendaciones ante la ola de frío 

Atenzia ha aprovechado estas llamadas para informar a sus usuarios sobre las medidas que deben tomar ante la ola de frío. El mensaje es claro, las personas mayores deben evitar salir a la calle.

  • Reducir al máximo las salidas al exterior: El frío intenso puede complicar patologías previas o producir hipotermia y congelación y el hielo provocar accidentes. En caso de salir, debemos abrigarnos bien con varias capas de ropa fina superpuestas y tener mucho cuidado al pisar.
  • Evitar los cambios bruscos de temperatura: Es importante mantener todo el hogar a la misma temperatura, entre 20º-22º y cerrar puertas y ventanas para evitar corrientes de aire.
  • Consumir comidas y bebidas calientes: Mantener una alimentación equilibrada, pero dando preferencia a legumbres o sopas que nos aporten energía y nos ayuden a mantener el calor corporal. También es recomendable aumentar el consumo de alimentos ricos en vitamina C como los cítricos para reforzar nuestras defensas.
  • Mantenerse activo: No debemos realizar ejercicio intenso, pero bastará con pequeñas actividades del día a día como las tareas domésticas para mantenernos activos y evitar el entumecimiento de huesos y articulaciones.
  • Utilizar calefactores homologados: El uso de dispositivos poco seguros de calefacción puede provocar incendios o intoxicación por monóxido de carbono. En cualquier caso, debemos revisar su estado antes de su uso y alejarlo de objetos inflamables.