Calidad en Dependencia es un grupo empresarial que ofrece servicios sociosanitarios especializados, formado por profesionales con una dilatada experiencia en el sector de atención a la dependencia. Actualmente, cuenta con siete centros en Cantabria, Castilla-La Mancha y Comunidad de Madrid, dotados con más de 500 plazas residenciales y de centro de día. Asimismo, da trabajo a cerca de 300 profesionales.

 

Con una inversión de 12 millones de euros, Calidad en Dependencia contará con 10 centros

Calidad en Dependencia ha diseñado un ambicioso plan de expansión y en 2015, tras una inversión aproximada de 12 millones de euros, tiene previsto alcanzar una dotación de 1.000 plazas sociosanitarias. “Si bien nuestra principal actividad abarca los centros de día y residencias, estamos valorando la posibilidad de comenzar a ofrecer ayuda a domicilio y teleasistencia; ya que nuestro objetivo es promover y desarrollar cuidados asistenciales integrales de calidad a dependientes mayores, discapacitados psíquicos o físicos y cualquier colectivo en situación de riesgo”, asegura el gerente del Grupo, Rubén Otero.

Calidad en Dependencia, con sede central en Soto de la Marina (Cantabria), es una sociedad que se constituyó en 2010 tras la unión de empresas ya existentes pertenecientes a distintos accionistas. Actualmente, está participada por Rubén Otero, gerente del Grupo; Gustavo Díaz-Regañón, director Financiero; y Miguel Ángel Vargas, responsable de los centros de Castilla-La Mancha.

El Grupo integra distintas empresas, pertenecientes a los mismos socios: Inversiones y Desarrollo en Dependencia, Calidad en Dependencia Trasmiera, Calidad en Dependencia Pas y Calidad en Dependencia Valdeolea. Todas ellas ofrecen servicios sociosanitarios especializados de calidad a personas en situación de dependencia que, por razones ligadas a la falta o la pérdida de autonomía y/o independencia, necesitan asistencia o ayudas importantes para realizar las actividades básicas de la vida diaria.

“La finalidad de nuestros centros es preservar la funcionalidad de los usuarios, favoreciendo el desarrollo personal mediante servicios centrados en la persona. Nuestra filosofía de trabajo está dirigida al avance de las distintas dimensiones de la calidad de vida de las personas, considerando su individualidad, sus relaciones y sus derechos. De esta manera, los profesionales que atienden a los usuarios se esfuerzan en ayudar a que logren adaptar su proyecto vital al centro, procurando que se sientan útiles, satisfechos y aceptados”, asegura Otero.

Por consiguiente, Calidad en Dependencia pretende, de manera directa o indirecta, que las personas envejezcan siendo protagonistas de su vida y evitando que sean meros receptores de servicios. “En definitiva, trabajamos para que las personas que viven en nuestros centros disfruten de un envejecimiento activo, optimizando oportunidades de salud, seguridad y participación”, insiste el gerente del Grupo.

A pesar de estar en una época marcada por la crisis económica, en la que las empresas se enfrentan a serias dificultades de financiación y a los retrasos en los pagos por parte de la Administración, Calidad en Dependencia ha logrado consolidar su negocio y desarrollar un ambicioso plan estratégico donde la inversión en nuevos centros define un interesante proyecto de expansión.

De esta manera, el objetivo del Grupo a medio y largo plazo es llegar al año 2015 con 1.000 plazas, entre empresas del Grupo y afines. Si bien en estos momentos las zonas geográficas en las que tiene presencia son Cantabria, Comunidad de Madrid y Castilla-La Mancha, la compañía pretende expandirse a todas las comunidades autónomas con especial interés en Murcia.

 

Con una inversión de 12 millones de euros, Calidad en Dependencia contará con 10 centros
Centros y ubicación
Aunque los centros son de gestión privada, todos disponen de plazas concertadas con el gobierno autonómico correspondiente.1.Residencia y centro de día San Cipriano (Soto de la Marina, Cantabria). Tiene 85 plazas residenciales y 32 de centro de día. Se trata de un centro privado con plazas concertadas con Cantabria. Actualmente, se está realizando una ampliación de 15 plazas más para residencia y 18 para centro de día, acometiendo una inversión de un millón y medio de euros. Equipo humano: 60 trabajadores.2.Residencia de mayores Liérganes, en Cantabria. Tiene 32 plazas residenciales, cuya gestión corre a cargo de Calidad en Dependencia en régimen de alquiler. El centro es privado con plazas concertadas con Cantabria. Equipo humano: 21 trabajadores.
3.Centro de día Valdeolea (Mataporquera, Cantabria). La totalidad de las 20 plazas están concertadas con Cantabria. Equipo humano: 6 trabajadores.4.Residencia Buendía, en Cuenca. Tiene 56 plazas residenciales, de las que 53 están concertadas con la Junta de Castilla-La Mancha. Equipo humano: 28 trabajadores.

5.Residencia La Concepción (Almuradiel, Ciudad Real). Tiene 120 plazas residenciales, de las que 104 están concertadas con la Junta de Castilla-La Mancha. Equipo humano: 56 trabajadores.

6.Residencia Madre Maravillas (Pozuelo de Alarcón, Madrid). Tiene 68 plazas residenciales privadas. Se está realizando una ampliación de 31 plazas privadas y 40 de centro de día para personas con discapacidad, acometiendo una inversión superior al millón y medio de euros. Equipo humano: 30 trabajadores.

7. Centro de atención a la dependencia Virgen de Valencia (Puente Arce, Cantabria). Se trata de un centro de titularidad privada que cuenta con 99 plazas residenciales y 35 de centro de día. Se construyó en 2011 con una inversión cercana a los seis millones de euros. Equipo humano: 60 trabajadores.
No obstante, Calidad en Dependencia tiene prevista la construcción de tres nuevos centros, “que supondrá una inversión aproximada de 12 millones de euros y la contratación de alrededor 165 trabajadores. La apertura de estos centros se realizará de forma progresiva a partir del año 2013. Sin embargo, a partir de 2012 se creará un importante número de puestos de trabajo en el sector de la construcción”, explica Otero.

Estas próximas construcciones se ubicarán en:
1.Centro en Sarón (Santa María de Cayón, Cantabria). Dispondrá de 100 plazas residenciales, 20 de centro de día y 30 para personas con discapacidad.
2.Centro en Meruelo (Meruelo, Cantabria). Tendrá 70 plazas residenciales, 20 de centro de día y 20 para personas con discapacidad.
3.Centro en Valdeolea (Mataporquera, Cantabria). Previstas 50 plazas residenciales y 20 de centro de día.

 

Con una inversión de 12 millones de euros, Calidad en Dependencia contará con 10 centros

Préstamos SEPIDES de dos millones de euros

SEPI Desarrollo Empresarial (SEPIDES), empresa propiedad de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), ha concedido dos préstamos ordinarios de un millón de euros cada uno al Grupo cántabro, en el marco del Fondo de Apoyo para la Promoción y Desarrollo de Infraestructuras y Servicios del Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia.

El Fondo de SEPIDES tiene por objeto prestar apoyo financiero a iniciativas empresariales que promuevan y desarrollen proyectos de infraestructuras y servicios del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia.

El primer préstamo ordinario, por importe de un millón de euros, ha sido concedido a Inversiones y Desarrollo en Dependencia para la construcción y equipamiento de un centro residencial con servicio de estancias diurnas para mayores dependientes en Santa María de Cayón (Cantabria), que contará con 100 plazas de capacidad y 20 plazas de centro de día. Asimismo se plantea la construcción de un centro residencial anexo al principal para discapacitados psíquicos dependientes, con una capacidad de 30 plazas. Con las inversiones objeto de este proyecto, se estima una generación de empleo directo que alcanzará los 78 puestos de trabajo en 2015.

El segundo préstamo ordinario, por importe también de un millón de euros, ha sido concedido a Calidad en Dependencia Trasmiera para la construcción de un centro residencial para mayores discapacitados en Meruelo (Cantabria), en lo que será un centro de titularidad municipal de servicios sociales de atención especializada. La capacidad del centro será de 70 plazas residenciales, con un centro de día de 20 plazas y un centro anexo para discapacitados psíquicos dependientes de 20 plazas adicionales.