Esatrategias para comercializar plazas residenciales

Estrategias para comercializar plazas residenciales

BALLESOL: No se trata de ocupar una plaza vacía, sino de trabajar para que la persona mantenga su autonomía

Muchos modelos de negocio se han visto condicionados tras la pandemia. En Ballesol, las estrategias para atraer nuevos usuarios están muy marcadas por el nivel e índice de confianza y satisfacción que demuestran las familias. En este sentido, la responsable de Marketing y Comunicación de Ballesol, Teresa Zamora, subraya que “su valoración es fundamental para afrontar cualquier planteamiento. Las personas necesitan seguridad y un proyecto de vida. Dos certezas que podemos garantizar en Ballesol y que atraen a nuevos usuarios, pero no ahora, desde siempre”.

Desde su experiencia, estar en una residencia no es ocupar una plaza vacía, sino una oportunidad para acceder a un entorno donde van a trabajar para que la persona mantenga sus capacidades y autonomía por más tiempo. “Y eso es, precisamente, lo que transmitimos y por lo que familias y residentes confían en nosotros. Saben que las personas que acceden a una residencia Ballesol van a poder continuar su proyecto vital, desde un envejecimiento activo y saludable. Apostamos por ello, facilitando las condiciones y los profesionales necesarios para que eso se cumpla”, explica Zamora.

En Ballesol, la responsabilidad de comercializar las plazas recae tanto en la directora como en la trabajadora social, “capacitadas para gestionar cualquier demanda de nuevos ingresos por su desarrollo profesional en gerontología. Su formación debe permitir abordar de manera integral las necesidades y aspectos bio-psico-sociales del residente”.

Pero, independientemente de la persona responsable, Zamora entiende que la vocación es clave para dedicarse a cuidar a las personas mayores. Y esa característica la tiene que tener, desde el primer profesional de Ballesol con el que el potencial residente o familiar entra en contacto hasta el último. “Tener en cuenta cómo nos gustaría envejecer es parte del proceso de formación y resulta determinante para saber ofrecer los apoyos y cuidados integrales que la persona necesita”, apunta.

A la hora de comercializar una plaza, Zamora señala que uno de los valores que definen y diferencian a Ballesol “es la manera de cuidar. Y más ahora en un entorno de continuos cambios en los que el consumidor es cada vez más exigente”. En su opinión, el factor común es identificar las tendencias del mercado, “evolucionar y adaptar nuestro modelo de cuidado a las nuevas necesidades que van surgiendo, pero sin perder la esencia que, desde hace 40 años, nos hace únicos: la calidad y una actitud vocacional en todo lo que hacemos”.

Las familias, cada vez más interesadas y conocedoras del proceso de envejecimiento dentro de un entorno residencial, quieren estar más implicadas en el proceso de cuidados. “Quieren que a su ser querido se le cuide con dignidad, respeto y derechos. Que su longevidad sea satisfactoria, promocionando una salud física, mental y emocional, y fomentando hábitos y estilos de vida saludable”, asegura Zamora. Y Ballesol se esfuerza cada día en satisfacer todas las demandas de las familias.

Para lograrlo, la relación, la interlocución, la confianza, la participación de la familia en la vida de la residencia es un hecho. “Una residencia es una gran familia”, afirma la responsable de Marketing y Comunicación de Ballesol. Por eso, asegura que la fase de integración progresiva de la relación familia-centro debe de ser transparente y sincera para reconocer y abordar desde un enfoque interdisciplinar el proyecto de vida del residente.

AmavirAsispaBallesol | Caser Residencial | Clece | Emera | Los Nogales | Macrosad | Sanitas Mayores | Vitalia Home