El desconocimiento de Sanidad hacia el trabajo que desarrolla el sector de atención a las personas mayores y en situación de dependencia ha quedado al descubierto durante la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. Así lo constataron durante el I Encuentro Virtual Balance, organizado por Grupo SENDA el pasado 5 de junio, el secretario general de Aeste, Jesús Cubero; el tesorero de Ceaps, Diego Juez; el presidente de la FED, Ignacio Fernández-Cid y el secretario general de Lares, Juan José García Ferrer, que reivindicaron la necesaria implicación de Sanidad en Servicios Sociales.

La presidenta de Grupo SENDA, Matilde Pelegrí, explicó que con este primer encuentro, retransmitido a través de YouTube Live, “queremos reconocer el esfuerzo de un sector que ha dado lo mejor de sí para atender a las personas más vulnerables. Mientras se reclaman recursos para Sanidad, el sector sociosanitario hacía frente a una absoluta incomprensión motivada por el gran desconocimiento y solo comenzó a ser noticia cuando empezó a haber fallecidos”. Por ello, añadió Pelegrí, Grupo SENDA y sus medios “se convirtieron en un servicio público para dar voz al sector en los momentos más críticos. Semanas después, poco a poco, está viendo la luz y ahora toca hablar de futuro: hacia dónde vamos”. En cualquier caso, subrayó que las residencias son lugares para vivir y no hospitales.

El presidente de CEOE-CEIM, Miguel Garrido, que presentó este primer encuentro, agradeció la labor realizada por el sector sociosanitario, empresarios y profesionales. “Su labor fue cuestionada al principio, pero ha demostrado ser importantísima a pesar de los escasos medios”, afirmó.

Proceso de desescalada

El secretario general de Aeste, Jesús Cubero, defendió la vuelta a la normalidad en todos los servicios de atención a las personas mayores y en situación de dependencia. Y esa vuelta a la normalidad incluye la visita a los familiares, “habilitando zonas y tomando las medidas de seguridad necesarias”. Cubero también apuesta por abrir las puertas de los centros a los nuevos ingresos, “con la máxima seguridad y de forma gradual”. Sin embargo, para todo ello, reclamó de manera urgente “un mapeo periódico con test a mayores y trabajadores para abordar de forma eficiente y efectiva la desescalada”.

Por su parte, el tesorero de Ceaps, Diego Juez, reconoció que el confinamiento ha sido complicado y, a pesar de ello, “hay personas que están deseando entrar en los centros. Pero  debemos tener mucho control y medidas de seguridad para tener la garantía de que las personas que ingresen lo hagan libres de virus”. En este sentido, Juez reclamó también la necesidad de hacer test “para poder sectorizar. Si no aprendemos, podríamos tener los mismos problemas que hemos vivido. Debemos prepararnos para un posible rebrote y contar en nuestros centros con material de seguridad y EPI”.

Cerca de 400 profesionales han estado conectados en algún momento al I Encuentro Virtual Balance, que alcanzó un pico de 173 conexiones simultáneas. Hasta el momento, cuenta con más 600 visualizaciones

El presidente de la FED, Ignacio Fernández-Cid, señaló que haber convivido con este virus ha implicado, además de cambios, enormes fortalezas: “Equipos humanos formados, desde médicos y enfermeras hasta gerocultoras pasando por limpiadoras. Además, ahora que se han normalizando los circuitos con los proveedores, tenemos los almacenes llenos de EPI. Debemos ser precavidos”. Pero, sobre todo, lo que en opinión de Fernández-Cid ha demostrado esta pandemia “es que éramos y somos los grandes desconocidos de la sociedad y, peor aún, de Sanidad. Dependemos de unas autoridades sanitarias que deberían darnos cobertura, pero que no nos conocen. El sector social sin el sanitario es imposible que funcione y menos en esta etapa que nos ha tocado vivir”. Por último, el presidente de la FED advirtió a los centros donde no ha entrado el COVID-19 que no se confíen: “Implementad todas las medidas y protocolos posibles. No corramos el riesgo de relajarnos”.

En la misma línea, el secretario general de Lares, Juan José García Ferrer, también fue muy crítico con las autoridades sanitarias: “No están a la altura de la desescalada y tienen que asumir sus responsabilidades. Sanidad tiene la obligación de garantizar pruebas de contagio y no lo está haciendo, así como equipos de protección. Estamos asumiendo funciones que no son nuestras, pero no nos dan los medios”. Además, García Ferrer criticó que las autoridades sanitarias tampoco están recogiendo las recomendaciones de sociedades científicas de referencia, como la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG). “Están dictando normas sin conocer al sector”, lamentó. Y añadió: “Cuando no hay contacto personal no hay servicios sociales. Una persona no puede atender sin tocar. Y se están creando protocolos sin conocer esta relación. No estamos en una crisis económica ni sanitaria, sino de valores”.

Nuevo modelo de atención

Sobre el nuevo modelo de atención, las patronales coincidieron en que el sector hace un buen trabajo y las personas mayores y en situación de dependencia están bien atendidas. Si bien reconocen que será necesario hacer cambios, consideran que no se puede hacer en caliente: para tomar decisiones primero hay que conocer los datos reales y, para ello, es necesario trasparencia por parte de la Administración.

Asimismo, las patronales reivindicaron dejar de ser los grandes olvidados de Sanidad y que para mejorar el actual modelo de atención primero tiene que conocer cómo funciona una residencia y los demás servicios sociosanitarios. La conveniencia o no de medicalización de los centros será otro tema a analizar.

En cualquier caso, sería necesario revisar el modelo de financiación porque las personas mayores tienen derecho a recibir un mayor y mejor nivel de atención sanitaria, independientemente de donde vivan.

En el próximo número del periódico “BALANCE Sociosanitario”, publicaremos un extenso reportaje sobre los diferentes temas abordados en el I EncuentroVirtual Balance.

Este encuentro forma parte de un ciclo que analizará el presente y futuro del sector sociosanitario.