Si bien logopedas, fisioterapeutas, psicólogos, farmacéuticos… prestan servicio a las personas mayores en su domicilio desde hace años, la crisis sanitaria provocada por el coronavirus los ha visibilizado y la sociedad ha comenzado a percibirlos como necesarios e imprescindibles. Las personas más vulnerables con problemas de movilidad han visto en estos profesionales la solución a los efectos negativos de los confinamientos y a las limitaciones o restricciones para acudir a rehabilitación, terapia y demás servicios como, por ejemplo, el de lavandería. Por otra parte, prestar el servicio en el ámbito domiciliario facilita al terapeuta un mayor y más rápido conocimiento del paciente y su entorno, lo que aporta excelentes resultados. Junto con la ayuda a domicilio y la teleasistencia, los  servicios a domicilio que describimos en este reportaje resultan esenciales para la salud y el bienestar de las personas mayores y en situación de dependencia.

 La prestación de servicios a domicilio son imprescindibles cuando hablamos de personas con determinadas dificultades provocadas por enfermedades o simplemente derivadas de la edad. “El COVID ha sacado a la luz esta necesidad como ha sacado otras muchas situaciones que hasta ahora eran invisibles o ignoradas, y de las que solo aquellas personas y familias afectadas eran conscientes”, afirma la vocal del Colegio Profesional de Logopedas de Madrid, Amelia Martín.

Por su parte, el managing director de Lavanapp, Ángel Barquilla, apunta que, más que convertirlos en imprescindibles, el COVID ha naturalizado los servicios a domicilio: “Se han derribado barreras culturales y de aceptación”.  Desde su experiencia, las limitaciones de movilidad generadas por el confinamiento durante la pandemia y el control de la asistencia presencial en los establecimientos han hecho que emerjan con fuerza las empresas que prestan diferentes tipos de servicios a domicilio. “La visibilización de estas empresas se ha manifestado de manera transversal. El COVID-19 ha hecho que cambie la forma de comprar y consumir, tanto de productos como de servicios. El canal online ha crecido y con él la forma inherente de consolidar la venta online como, por ejemplo, el concepto a domicilio”, señala Barquilla. 

Lo que está claro, en opinión de la psicóloga y directora de Apoyo Psicológico en Casa, Natalia Zaira Pedrajas, es que la situación de pandemia y los posteriores confinamientos que ha sufrido la población “ha puesto de manifiesto que en casa se debe estar bien, cómodo, seguro y conectado. Quien no consiga estar en su casa bajo estas características u otras necesidades emocionales, acumula un malestar que hace inevitable la intervención social, sanitaria o de emergencias”. 

A continuación, profesionales que prestan diferentes servicios a domicilio exponen su experiencia y la labor que desarrollan.

 

Fisioterapia

El proyecto A tu lado de fisioterapia y podología a domicilio de la Asociación Benéfica Geriátrica (ABG) surge a raíz de la pandemia. “Vimos una clara necesidad que no estaba cubierta, como es la estimulación física o el cuidado de los pies”, recuerda la trabajadora social y coordinadora de proyectos de ABG, Rocío Hernández.

El servicio que prestan consiste en sesiones de fisioterapia y podología a mayores de 65 años que residen la Comunidad de Madrid a domicilio y de forma totalmente gratuita, con el fin de mejorar su autonomía.

“Este proyecto llevaba en nuestra cabeza desde los primeros meses de desescalada, pero fue en octubre cuando comenzaron a acudir los profesionales físicamente a los domicilios. Todo esto se ha podido llevar a cabo gracias a la ayuda altruista de nuestros colaboradores y al Scheinberg Relief Fund, establecido por el filántropo Mark Scheinberg y su familia, que han ayudado a combatir el impacto directo del COVID-19 en todo el mundo”, explica Hernández. En tan solo tres meses, el servicio ha realizado 2.500 acciones de fisioterapia  y unas 700 de podología.

ABG ha cerrado un acuerdo de colaboración con el Colegio de Fisioterapeutas de Madrid, a través del cual se nutre de profesionales: “Nosotros les derivamos casos y ellos contactan con los mayores y organizan las citas”.

Las propias personas mayores, que conocen a ABG, solicitan el servicio; pero para acceder al mismo, la entidad valora sus capacidades económicas, sociales y sanitarias. “Debido a la necesidad generalizada, se han puesto en contacto con nosotros todo tipo de entidades: ayuntamientos, centros sociales, centros de mayores y hospitales para derivarnos también gran cantidad de casos”, añade Hernández.

Las personas que solicitan el servicio suelen ser mayores de 65 años residentes en la Comunidad de Madrid en situación de vulnerabilidad, personas que se han visto afectadas por la pandemia, usuarios con patologías previas, con falta de movilidad y con pocos recursos. A muchos de ellos, indica Hernández, “les han anulado operaciones, les han cerrado los centro a los que acudían o han tenido la mala fortuna de pasar largas temporadas ingresados en el hospital”.

La principal ventaja de la fisioterapia o podología a domicilio de ABG es, además de su gratuidad, que el usuario no se tiene que mover de su casa. Como resultado, mejora su autonomía y su salud metal, ya que los mayores se sienten acompañados y mucho más activos.

Las sesiones a domicilio son mucho más específicas, hay un seguimiento más frecuente y se amoldan a la perfección a las necesidades de cada uno de los mayores. 

Las personas mayores interesadas pueden ponerse en contacto con ABG, a través de los teléfonos 91 522 42 23/ 91 523 47 86 o en los correos: comunicación@abgmadrid.org y social@abgmadrid.org. También en las redes sociales de la organización. 

Lavandería

Lavanapp ofrece servicios de lavandería y tintorería a domicilio, a través de su app. “Contamos con una flota de reparto e instalaciones propias en Madrid, que nos permiten ofrecer un servicio que respeta el equilibrio entre calidad, rapidez y economía”, explica el managing director de Lavanapp, Ángel Barquilla. Los usuarios tienen a su disposición un servicio de atención al cliente online y telefónico.

Concretamente, el servicio de lavandería a domicilio online es sencillo. Consiste en encargar las labores domésticas de colada y plancha a profesionales que recogen la ropa en el domicilio y la entregan al día siguiente. “Es un servicio relativamente reciente, que se viene prestando desde hace pocos años y, por tanto, todavía le falta visibilidad y reconocimiento. Previsiblemente se verá incrementado, al igual que se incrementará la naturalización de los servicios a domicilio en general”, explica Barquilla.

Las ventajas de la prestación de la lavandería a domicilio son claras. El servicio supone comodidad y ahorro, es decir, conveniencia. “El repartidor pasa por el domicilio, guarda la ropa en nuestras bolsas, etiqueta el bulto y de ahí pasa a la cadena de producción en nuestras instalaciones. Una vez limpia y planchada, la ropa es embolsada nuevamente para su entrega. El tiempo puede ser desde 24 horas, siendo el usuario el que decide el día y hora de recogida, así como el día y hora de entrega”, informa.

Lavanapp colabora con empresas dedicadas a la atención domiciliaria, pero también ofrece el servicio privado de lavandería en el ámbito doméstico a las personas en situación de dependencia. Lavanapp también trabaja con residencias en el lavado y planchado de la ropa de sus residentes de manera diaria, así como en el lavado de la uniformidad de los trabajadores con garantía de desinfección e higiene.

“La sociedad va conociendo el servicio poco a poco, aunque aún le falta mucho camino por recorrer. El boca a boca nos ha ayudado mucho”, asegura. Para contactar con Lavanapp y probar el servicio, la persona interesada puede descargarse cualquiera de las apps de Lavanapp, tanto en Android como IOS, o entrar a la web. También pueden contactar a través del mail hola@lavanapp.com .

Logopedia

“La logopedia a domicilio se presta desde hace mucho tiempo, no es algo nuevo que haya traído el coronavirus. Sin embargo, la pandemia ha impulsado el servicio ante el colapso sanitario en los centros”, señala la vocal del Colegio Profesional de Logopedas de Madrid, Amelia Martín.

La logopedia en el domicilio permite realizar una labor que difícilmente se podría realizar en otro entorno debido, en unas ocasiones, a la imposibilidad de desplazamiento de la persona, y, en otras, porque es en el entorno de la persona donde se va a desarrollar la terapia con mayor naturalidad.

Las áreas que aborda la logopedia a domicilio no dista mucho de las que se tratan en consulta: alteraciones de la comunicación, la voz, el habla, deglución y trastornos relacionados. Lo que inevitablemente cambia, explica la logopeda, es la manera de enfocar la actuación y los elementos e información con los que se cuenta al entrar de lleno en el espacio personal y/o familiar de la persona. El terapeuta y la técnica se adaptan al entorno del paciente, mientras que en el centro es el paciente el que se tiene que adaptar a un entorno que no es el suyo.

“La actuación del terapeuta dentro del ámbito domiciliario requiere una rápida adaptación a las condiciones familiares, ponerse enseguida en el lugar de la persona y su familia”, señala Martín. La terapia, por tanto, se centra siempre en las necesidades y objetivos de la persona, “apoyándonos en los elementos reales que hay en el domicilio y contando con los recursos familiares: tiempo, conocimiento, economía, espacios, etc.”. Así, el terapeuta tiene la capacidad de actuar sobre los distintos factores implicados en la rehabilitación o terapia del paciente, como sucede con la disfagia cuando llega el momento de la alimentación. 

Respecto al perfil de las personas que se benefician de este servicio, Martín asegura que es muy variado, al igual que lo son las circunstancias personales. Comprende todas las edades: infantil, adulto y geriátrica. Ahora bien, la mayor parte suelen ser personas con enfermedades neurológicas (degenerativas o no), en las que las dificultades y daños requiere una actuación in situ

Lamentablemente, esta terapeuta señala que la sociedad no conoce la logopedia ni su ámbito de actuación y menos aún su prestación a domicilio. 

Para solicitar el servicio, lo más recomendable es contactar con el colegio profesional de logopedas de cada comunidad autónoma. Y si  fuera necesaria la actuación conjunta de varios profesionales, se puede recurrir a los centros especializados compuestos por equipos multiprofesionales.

Psicología

Apoyo Psicológico en Casa presta atención psicológica a domicilio. “Vamos a casa de la persona a trabajar terapéuticamente en los aspectos que demande”, explica la psicóloga y directora de Apoyo Psicológico en Casa, Natalia Zaira Pedrajas.  Y añade: “También atendemos muchas llamadas telefónicas y por whatsapp, mediante mensajes o notas de voz. Los meses más duros ya han pasado y el shock de la pandemia se ha quedado atrás para dar paso a una nueva normalidad, donde todos tenemos que activar nuestro proceso más resiliente”. 

El perfil de las personas que se benefician de este servicio son, fundamentalmente, mujeres cuidadoras de personas mayores o niños. “Se trata de un colectivo que necesita mucho apoyo, puesto que bajo su responsabilidad está el bienestar de una persona o varias personas”, señala. Por otra parte, Pedrajas subraya que las personas mayores que viven solas también han abierto las puertas de su casa, con todas las medidas de seguridad que se requerían, para ser atendidas por un profesional de la psicología. 

La comodidad es una de las principales ventajas del tratamiento psicológico a domicilio, porque hay pacientes afectados por patologías físicas o psicológicas que no pueden desplazarse. “Pero también los hay que no quieren ir a una consulta u hospital, ya que lo último que les apetece es salir de casa y tener que fingir que están bien”, explica la experta.

Por otra parte, la psicología a domicilio permite al terapeuta tener más información sobre el paciente, gracias a la observación directa del ambiente, la distribución del espacio, las fotografías, etc. “Cuando vamos a un domicilio, el paciente no puede esconderse, falsear o engañar, al menos, por mucho tiempo”, apunta Pedrajas.

La sociedad cada vez conoce más este servicio, “pero aún me preguntan si realmente vamos a casa. Por tanto, entiendo que tenemos que seguir comunicando para que las personas sepan que, efectivamente, la psicología también se puede aplicar en el contexto domiciliario y que tiene enormes ventajas”, subraya Pedrajas.

Para contactar: por web,  por whatsapp o telegram (625047300), por correo electrónico (info@apoyopsicologicoencasa.es)  o a través de las redes sociales.

Servicio farmacéutico

Desde el inicio de la pandemia, la Organización Farmacéutica Colegial puso en marcha, en coordinación con las autoridades sanitarias, medidas excepcionales para que todos los ciudadanos tuviesen acceso permanente a su medicación.

“Entonces, el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos de España generó un protocolo excepcional de atención farmacéutica domiciliaria, con el fin de asegurar la continuidad y adherencia a los tratamientos. En solo un mes de confinamiento, más de 850.000 pacientes recibieron la medicación en sus domicilios”, señala la secretaria general del Consejo, Raquel Martínez.

Los pacientes más frágiles y vulnerables son la prioridad. “Los farmacéuticos nos hemos volcado con la máxima responsabilidad sanitaria para evitar desplazamientos de pacientes dependientes y con problemas de movilidad, en cuarentena, inmunodeprimidos, crónicos complejos con enfermedades respiratorias, diabéticos, con enfermedades cardiovasculares, etc.”, añade.

Sin duda, la pandemia del COVID-19 ha evidenciado la necesidad de reforzar la atención farmacéutica domiciliaria, que durante esta crisis ha demostrado ser efectiva y demandada por los pacientes, especialmente por los más vulnerables. 

La atención farmacéutica domiciliaria es un servicio que ha demostrado ser esencial “y que requiere de desarrollos normativos para garantizar el acceso seguro y de calidad a los medicamentos. Así como el seguimiento y cumplimiento de los tratamientos para los pacientes más frágiles y vulnerables y para pacientes crónicos complejos, asegurando siempre el binomio medicamento-farmacéutico en la dispensación de los medicamentos”, detalla la secretaria general del Consejo.

Gracias a la atención domiciliaria, “hemos evitado miles de contagios de pacientes, permitiendo que no saliesen de sus hogares, y asegurando la continuidad de los tratamientos”, subraya Martínez. Además, ha garantizado que ningún ciudadano se quedase sin su medicamento reduciendo así su riesgo de contagio.