En los primeros días de marzo, cuando comenzamos a detectar los problemas que ya afrontaban las residencias por el avance del coronavirus y sus efectos en los residentes y en el personal, Grupo SENDA dio un giro a la planificación prevista del contenido de este número de BALANCE, de la parrilla del programa de radio Palabras Mayores y de la información a cubrir en los portales y los boletines semanales.

Desde ese momento, minuto a minuto, en Grupo SENDA hemos apoyado a un sector que conocemos y cuya labor admiramos y respetamos. Y nos convertimos en SERVICIO PÚBLICO, primero para transmitir a las familias la necesidad de no visitar a sus mayores en las residencias como pedían sus responsables desde varios días antes de la declaración del Estado de Alarma, el 14 de marzo.

Después dimos la palabra a los responsables del sector para pedir, de manera urgente, material de protección para los profesionales, mascarillas, batas y, por supuesto, tests para detectar los positivos.

En poco más de tres semanas han sido más de treinta las entrevistas realizadas en directo en el programa de radio Palabras Mayores, a los máximos responsables de las patronales Aeste, Ceaps, Fed, Lares o Amade; representantes de grupos residenciales, como Amavir o Sanitas; empresas colaboradoras como Essence, Gesad, Grupo Neat, Sermade o Tunstall; entidades como ABG, Cocemfe, Consejo de Farmacéuticos, Cruz Roja, Fundación Mapfre, Fundación Edad & Vida o Segg, y todo ello ha quedado reflejado también en las plataformas digitales (BALANCE Sociosanitario y Senior50) y en las redes sociales de Grupo SENDA.

Han sido días, semanas, muy duros, de absoluta incomprensión social. Y se ha hecho evidente que el sector de atención a las personas mayores y en situación de dependencia es un gran desconocido, que solo empezó a interesar cuando se incrementó el número de muertes en los centros. Se ha evidenciado que los medios generalistas no saben que una residencia es un hogar, un lugar para vivir, no un centro hospitalario ni una morgue. ¡Cuánto daño han hecho las declaraciones de la ministra de Defensa!

En este tiempo, que parecen años pero que solo han sido unos pocos días, hemos conocido historias de valor y entereza. Cómo muchos directivos se han puesto la bata y han sustituido a directoras de centro que se han dado de baja por el virus; cómo muchos profesionales se han recluido en los centros para cuidar a sus residentes, evitando contagios externos; cómo las redes se han llenado de héroes y heroínas llenos de alegría, ayudando a los mayores a hablar con sus familiares a través de los dispositivos móviles.

Todo ello nos ha llevado a editar un número especial, porque el sector así lo requiere. Un número que cerramos ayer lunes 6, y que hoy martes 7 tienen todos nuestros lectores en versión digital, con audios y videos que complementan la información.

Empezamos a preparar el número de mayo, porque la crisis continúa, los centros siguen sin material y los profesionales mantienen su lucha. Esperamos que Correos regularice en breve la distribución y podamos acudir a nuestra cita mensual con la edición en papel.

Y seguimos informando de manera permanente a través de los medios digitales de Grupo SENDA, manteniendo el compromiso con el sector, porque también somos sector.

Desde estas páginas quiero agradecer a todo el equipo de Grupo SENDA, redacción, producción, distribución y comercial, el esfuerzo especial de estas últimas semanas, sacando el máximo provecho a la tecnología y conciliando vida familiar y profesional para mantener ese compromiso.

Y un APLAUSO inmenso a todos los héroes y heroínas de los servicios sociales. Gracias a todos lo que trabajáis para mejorar la vida de las personas.

Gracias y adelante.