Conchita García Alonso

Directora Médica de Valdeluz Mayores

Valdeluz Mayores reinició su actividad en el sector en noviembre de 2019, con la apertura de un centro de última generación en Leganés (Madrid) y su objetivo es alcanzar las 1.000 plazas residenciales en los próximos tres años. Conchita García Alonso, que acumula más de 20 años de experiencia en el sector sociosanitario, vuelve a una compañía que conoce a la perfección, puesto que ya colaboró con Valdeluz durante diez años, desde 2007 hasta 2017. Como directora Médica tiene una clara vocación asistencial: “Buscamos la gestión integral de las personas mayores para atender sus necesidades residenciales, sanitarias y sociales”. Para ello, Valdeluz Leganés ha implantado la última tecnología, altas dotaciones en cuanto a instalaciones y un servicio asistencial 360° en colaboración con HM Hospitales. Ahora bien, Conchita García subraya que se trata de ampliar la cobertura del servicio, “no de convertir en un hospital los centros residenciales. A una residencia se va a vivir”.

 ¿Cuáles son sus responsabilidades?

Abarcar todas las áreas asistenciales del nuevo proyecto Valdeluz, dirigiendo el equipo sanitario de la compañía, actuando como interlocutor con todos los organismos y Administraciones y liderando el diseño del modelo asistencial del futuro.

Pero también la revisión de los proyectos en curso (1.000 plazas a desarrollar en tres años), así como la definición de un modelo con calidad asistencial muy alta, con una garantía de seguridad clínica donde sigamos dando mucha importancia a la parte sanitaria.

Y, por supuesto, el trabajo en equipo con todo el personal sanitario, creando y adaptando procedimientos y protocolos que se ajusten a todas las ideas comentadas.

La colaboración con HM Hospitales, ¿logrará que la coordinación sociosanitaria en Valdeluz Mayores sea real y efectiva?

Valdeluz nació así, con una clara vocación de atender las necesidades residenciales, sanitarias y sociales de la misma manera. Desde que a principios de 2019 se empezó a gestar el proyecto, ya había el convencimiento de ofrecer un servicio que fuera “más allá de la norma”, de modo que aquellas familias que demandaran un perfil de servicio determinado encontraran respuesta en nuestros centros. Creemos que este sector es grande y diverso, y que camina hacia la segmentación y la especialización, y, sin que las residencias dejen de ser hogares, sí creemos en la posibilidad de desarrollar enfoques que busquen la gestión integral de las personas mayores para atender sus necesidades residenciales, sanitarias y sociales. En nuestro caso, se trató de aunar la experiencia en desarrollo y gestión de los centros de mayores del Grupo Arpada, más de 25 años, con el liderazgo de HM Hospitales en la atención sanitaria personalizada y su conocimiento de la enfermedad asociada al envejecimiento.

Un primer ejemplo del tipo de cosas que aporta la colaboración ha sido el modo de afrontar la crisis del COVID-19 en el centro de Leganés, donde ha habido un contacto permanente, dando un enfoque algo particular en la gestión de la situación. Para Valdeluz, el feedback de lo que HM Hospitales veía en sus centros ha sido fundamental. Por poner un ejemplo, desde primeros de marzo se hicieron pruebas diagnósticas a residentes que tuvieran cualquier indicio, e iban saliendo negativas, pero al día siguiente de la detección del primer caso, que se produjo bastante avanzada la crisis (23 de marzo), se realizaron pruebas PCR a todos los residentes y a todos los trabajadores, a pesar de no haber síntomas en el centro más allá del caso detectado. Ello llevó a la detección de un número relevante de casos asintomáticos y a la decisión de aislar a todos los residentes, positivos y negativos, así como relevar del servicio a los trabajadores asintomáticos positivos. Ese proceso ha continuado hasta ahora y al mismo se unió el de la localización de anticuerpos (en este centro se han realizado hasta ahora casi 400 pruebas entre PCR y anticuerpos), finalizando el mapeo el 18 de mayo, ya en situación de 0 casos positivos desde el día de San Isidro.

Nuestras ratios de personal directo están muy por encima de la normativa, garantizando una atención humana y de calidad

Actualmente, tenemos proyectos en curso como la videoconsulta para evitar derivaciones innecesarias (tanto en referencias como interconsultas) y se ha implantado la atención de sus especialistas presenciales como es el caso del neurólogo, y se están desarrollando programas de formación especializados para nuestro personal de la mano de Formación HM. También llevamos a cabo programas de tratamiento rehabilitador postoperatorio para pacientes derivados de HM Hospitales y otros hospitales de referencia.

El objetivo es ir profundizando en esta línea en las futuras aperturas de centros, como en la de Madrid San Blas, un centro integral que contará con unidades específicas especializadas en rehabilitación física y neurológica, cuidados paliativos, enfermedades neurodegenerativas, o de Rivas Vaciamadrid, donde la residencia de Valdeluz y el Hospital HM Rivas van a convivir en un mismo entorno.

Actualmente, las residencias están en proceso de desescalada y desconfinamiento de las personas mayores. ¿Cómo lo está haciendo Valdeluz? 

Hace semanas que desarrollamos nuestro protocolo de salida y vamos actualizando el mismo en función de los protocolos que va sacando la Comunidad de Madrid, que es quien actualmente está dando las directrices para ello.

Actualmente, no tenemos ningún residente positivo de COVID, ni siquiera sospechoso, por lo que, al ser todos nuestros residentes negativos, nos está siendo más fácil la desescalada. Todos nuestros residentes tienen realizada una PCR y un test de anticuerpos específicos, por lo que podemos saber cuáles no han tenido contacto con el virus y cuáles de ellos han creado anticuerpos IgG, y tenemos la misma información de nuestra plantilla. Este mapeo nos permite organizar equipos de trabajo que primen la seguridad, donde residentes con anticuerpos conviven preferentemente con trabajadores negativos desde el origen, y trabajadores con anticuerpos se hacen cargo de aquellos residentes que no han sido positivos nunca.

¿Cuándo cree que podrán abrir las puertas de los centros a los familiares? ¿Están preparados?

Por las informaciones recibidas, se prevé que las puertas se podrán abrir en fase 2, pero van a ser visitas reguladas en función de la nueva situación: deben ser con cita previa, tras un cuestionario de salud, toma de temperatura a la entrada, con uso de EPI, de una duración limitada…

En Valdeluz estamos totalmente preparados y con muchas ganas de que los familiares de nuestros residentes puedan por fin disfrutar de ellos. Hemos realizado videollamadas diarias con todos los residentes, pero el contacto directo es fundamental para la estabilidad de los mayores. Tenemos espacios habilitados para dichos encuentros, con las máximas garantías, y esperamos que, a pesar de las restricciones, pronto las familias puedan reunirse con sus mayores, y que poco a poco todo pueda parecerse a la cercanía de antes.