Fernando Martínez Cuervo

Presidente de la Sociedad Española de Enfermería Geriátrica y Gerontológica (SEEGG)

La SEEGG celebró su XXVII Congreso Nacional bajo el lema Vulnerables y protagonistas, siendo por primera vez virtual debido a la pandemia. Las actividades en directo se realizaron durante los días comprendidos entre el 26 y el 29 de abril y, posteriormente, todos los contenidos del congreso han quedado abiertos durante dos meses para facilitar que todos los congresistas pudiesen acceder de forma personalizada a todos los contenidos impartidos durante el congreso.

Para la junta directiva de la SEEGG el balance ha sido positivo, hemos cumplido las expectativas en cuanto a congresistas y nivel de los ponentes, llevando a cabo 17 actividades, más de 100 comunicaciones y, en la clausura del Congreso, se han presentado las comunicaciones premiadas y las fotografías galardonadas en el 21 Certamen Fotográfico de la SEEGG.

A modo de síntesis recogemos cinco grandes bloques de conclusiones que resumimos en los siguientes puntos:

La pandemia ha incidido especialmente sobre las personas mayores y más en concreto en el ámbito residencial. Es importante analizar qué ha ocurrido, trabajar por definir hacia dónde queremos orientar el cuidado de nuestros mayores y apostar por dotaciones de enfermería acordes a las necesidades de cuidados, así como potenciar la imagen de la enfermera especialista en geriatría en los centros residenciales.

La COVID-19 deja huellas que se quedan con nosotros, unas externas fruto de la utilización de equipos de protección individual y otras que traspasa la piel, llegando a tocar la salud mental de la enfermera y, por extensión, de todo el equipo de atención, de nuestros mayores y de sus familiares.

En la sociedad son necesarias nuevas formas de cuidar que tengan en cuenta la incorporación de elementos innovadores, tanto en el ámbito residencial como en el domicilio, así como la estrategia de potenciar y fortalecer la participación de la familia.

El modelo anglosajón de Enfermera de Práctica Avanzada no es incompatible con el modelo español de enfermera especialista, sino que supondría un paso más en el avance de las competencias a nivel asistencial. La especialidad de enfermería es un camino muy válido para llegar a la formación específica y práctica de Enfermera de Práctica Avanzada. Por tanto, ambas se complementan y urge su implementación en los distintos niveles asistenciales de salud y sociosanitarios.

Un reto tan importante como esta pandemia se ha convertido en una oportunidad para poner en marcha iniciativas que protegiesen y diesen seguridad a las personas mayores. La implicación de todas  las personas trabajadoras mejora la atención, pero también es importante cuidar a los trabajadores y que ellos sientan que su trabajo es imprescindible e importante para que puedan trabajar mejor. Y en ese modelo de cuidados estará la persona frente a la tarea propiciando un verdadero cambio de cultura en las organizaciones.

Para ampliar la información sobre las conclusiones del congreso podrá hacerlo a través del siguiente enlace https://seegg.es/2021/05/12/conclusiones-y-premios-del-xxvii-congreso-seegg/. Pero si lo que le interesa son los premios de fotografía y el banco de imágenes de la SEEGG podrá tener más información en http://seegg.es/mediateca/banco-de-imagenes-2/certamen20202021/