Pilar Sarasa

Directora médica de BIAL

El párkinson es un trastorno neurodegenerativo que afecta de forma crónica y progresiva al sistema nervioso. En España, se estima que, al menos, 150.000 personas están diagnosticadas con párkinson y, según la Sociedad Española de Neurología (SEN), esta patología se diagnostica a 10.000 personas cada año. Si bien aún no se ha descubierto una cura, existen medicamentos que consiguen aliviar los síntomas de manera efectiva. Si se combinan con unos buenos hábitos de vida, se puede ayudar a mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Adaptar ejercicios físicos y cognitivos a las necesidades del párkinson

La rehabilitación y la actividad física es una de las formas más efectivas de mejorar la calidad de vida de las personas con párkinson, enfocando estos ejercicios en facilitar los movimientos que se realizan día a día, como levantarse de una silla o caminar. También se deben buscar ejercicios que ayuden a mejorar la movilidad de las articulaciones y a corregir y mejorar la postura corporal y el equilibrio. Estos ejercicios buscan atenuar los síntomas y mejorar la autonomía de los pacientes.

Reconocer los cambios cognitivos en personas con párkinson es complicado. Se estima que un cuarto de los pacientes padece daño cognitivo leve, mientras que entre un cuarto y un tercio llegan a presentar demencia. Las dificultades cognitivas más habituales son, entre otras, dificultades de atención y la concentración, el seguimiento de conversaciones complejas o la resolución de problemas. Éstas pueden atenuarse con ejercicios cognitivos enfocados a mejorar aspectos como, por ejemplo, la memoria, la atención y el lenguaje, entre otros, basados en pequeños juegos.

Qué comer también es importante

El párkinson puede afectar al funcionamiento del tracto intestinal, causar estreñimiento y ocasionar problemas para tragar, entre otros. Las personas con párkinson tienen un mayor riesgo de sufrir desnutrición. Los especialistas aconsejamos prestar mucha atención a la dieta en esta patología. Se recomienda tomar pescado azul entre tres y cuatro veces por semana, disminuir la ingesta de grasas e hidratos de carbono y evitar los excesos.

Que el párkinson no te impida comunicarte

El párkinson puede afectar a la voz de los pacientes, llegando a causar dificultades a la hora de comunicarse. Llevar a cabo ejercicios repetitivos silábicos o de entonación a diferentes velocidades para mejorar, entre otros, la cadencia o el tono del habla, ayudan a los pacientes a mejorar su calidad de vida a la hora de valerse por sí mismos y relacionarse con su entorno.

Con la ayuda de expertos, desde BIAL hemos lanzado Keep It On, un área de entrenamiento virtual gratuita en actualización continua para ayudar a los pacientes de párkinson a mantenerse activos en cuatro áreas: nutrición, voz, ejercicio y cognición.