“Nuestro objetivo para este año es ganar agilidad, eficiencia y eficacia»

Luis Alfonso Hernández

Estos son algunos de los retos que el ejecutivo extremeño, a través de la consejería de Salud y Política Social, se ha propuesto para este 2014. El consejero, Luis Alfonso Hernández, afirma que los datos positivos que en relación al Sistema de Atención a la Dependencia ha alcanzado la comunidad son la justa respuesta al esfuerzo que se viene realizando, a su apuesta por los servicios profesionales y a iniciativas como el Plan de Seguimiento de Prestaciones Económicas de Cuidados en el Entorno Familiar, la Atención a la Cronicidad y, en definitiva “a una gestión eficiente y eficaz”. Hernández asegura, además, que Extremadura ya está dando pasos hacia la creación de una historia sociosanitaria común como primer paso para conseguir el sostenimiento de la calidad en la atención.

 

¿En qué punto se encuentra hoy el SAAD en Extremadura? 
En este momento, Extremadura tiene unos datos muy favorables en este sistema de información que apuntan a un importantísimo cambio de tendencia en todos los sentidos. Según reflejan los últimos datos disponibles, el 95 % de las solicitudes activas en nuestra comunidad están ya valoradas. De éstas, el 83 % de las que tienen derecho son ya beneficiarias de un servicio o de una prestación económica y, por tanto, están ya atendidas con su correspondiente Programa Individual de Atención. Esto nos permite hablar hoy en Extremadura, por primera vez en nuestra historia desde que existe la Ley de la Dependencia, de casi 21.000 beneficiarios, frente a los 18.874 que había en mayo de 2011.
Según el Imserso, Extremadura es la quinta comunidad que concede más servicios que prestaciones económicas (un 63 % de los beneficiarios recibe servicios de la Ley de Dependencia, frente a un 37 % que recibe prestación económica). ¿Es ésta la línea a seguir por el ejecutivo regional?
Efectivamente. Desde el Gobierno de Extremadura tenemos el convencimiento de que la mejor manera de garantizar que las personas en situación de dependencia reciban una atención de calidad es apostar por los servicios profesionales. Además, esta apuesta fortalece el espíritu de la propia ley en el sentido de la creación de empleo, que es uno de los objetivos que se fijaron como primordiales en su puesta en marcha pero que, claramente, hasta ahora no se estaba cumpliendo.
Por otro lado, como ya es bien conocido, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en el futuro sistema de financiación de la Ley de Dependencia, premiará a las comunidades autónomas que inclinen la balanza en favor de los servicios profesionales y estamos decididos a tener los deberes hechos para entonces.
En febrero de 2013 el SEPAD puso en marcha el Plan de Seguimiento de Prestaciones Económicas de Cuidados en el Entorno Familiar. ¿Cuál es el objetivo de esta iniciativa y qué balance puede hacernos tras un año de efectividad del Plan?
El objetivo claro que perseguimos desde el SEPAD con la puesta en marcha de este plan es realizar un seguimiento cercano, que nos permita constatar sin género de dudas la calidad de los cuidados que las personas en situación en dependencia que tienen asignado este tipo de prestación están recibiendo. En este sentido, lo que hemos hecho es visitar los domicilios de estos beneficiarios para comprobar in situ si los cuidados que están teniendo en su entorno familiar son adecuados o si, por el contrario, es necesario ofertarles otro tipo de recursos.
En este primer año de aplicación del plan hemos confirmado que en un 72 % de los casos, el servicio se estaba prestado convenientemente y con todas las garantías para los beneficiarios. En el 28 % de casos restantes, por diversas causas como el envejecimiento o fallecimiento del cuidador, ha sido necesario modificar el tipo de recurso asignado, de tal modo que estas personas cuenten con la plena certeza de disponer de un servicio idóneo y adaptado a sus requerimientos reales.